Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

La Zona Norte se impone a la Sur en el Juego de Estrellas de la LMB

Tras batear de 3-3, con una anotada y una impulsada, el segunda base de los Sultanes de Monterrey, Ramiro Peña, se hizo merecedor del premio al Jugador Más Valioso.

La edición 87 del Juego de las Estrellas de la LMB cerró con broche de oro las actividades de este fin de semana en el Estadio Alfredo Harp Helú. Sultanes y Diablos protagonizaron el encuentro, con cuatro representantes se cada novena en los lineups iniciales y los regios, además, aportando al abridor por la Zona Norte, que finalmente se impuso 11-6 a la Zona Sur.

Después de las presentaciones, los homenajeados Humberto Saiz y Francisco Campos (Campeche) realizaron los ceremoniales primeros lanzamientos (sendas bolas) y para esperar el comienzo del encuentro, el sonido local puso la canción favorita de Pancho Ponches: ‘La Puerta Negra', de los Tigres del Norte.

Con un elevado al derecho de Junior Lake (Tijuana) al tercer lanzamiento de Campos, cayó el primer out del juego, un inofensivo elevado a segunda de Michael Wing (Aguascalientes) fue el segundo, y cobró importancia porque acto seguido entro Sergio Omar Gastélum (Oaxaca), mánager del Sur, a pedirle la pelota a su abridor.

Acompañado por la voz de Vicente Fernández entonado ‘El Final', abrazos de sus compañeros, que dejaron sus posiciones para ir a presentar sus respetos al hombre del día, y el aplauso y los vítores de los reunidos en las tribunas, Francisco Campos salió del 15° Juego de Estrellas de su carrera, el último de si ilustre carrera.

Tras el momento sensible, Ruddy Acosta (Oaxaca) lo sustituyó y lo hizo sin fortuna, pues Víctor Mendoza (Monterrey) lo recibió con un sólido doblete por el central y Chris Carter (Monclova) lo llevó a la registradora con la de la quiniela con un sencillo que le sirvió para llegar a segunda tras la pifia de Jesús Fabela (Diablos). No obstante, el ataque terminó ahí.

Y el Sur no se tardó en contestar. Tras conseguir dos rápidos outs, Édgar González (Monterrey) permitió imparables consecutivos de Danny Ortiz (Puebla) y Japhet Amador (Diablos),suficientes para empatar la pizarra y exigir la salida de Amador, quien sigue sufriendo por su lesión en el talón y no puede correr normalmente. Y así se fue la primera: 1-1.

Los norteños recuperaron la ventaja de inmediato gracias a sus Sultanes, con doblete de Amadeo Zazueta (Monterrey) que impulsó a Yamaico Navarro (Monterrey) ante los lanzamientos de Yoanner Negrín (Yucatán).

Manny Barreda (Tijuana) y Frankie De la Cruz (Laguna) (único en hacerlo en tres hombres) colgaron par de ceros para el Norte. Sufriendo, pero César Valdez (Yucatán) colgó uno para el Sur, pero en la cuarta, con su segundo doblete del juego, Zuazueta apuntó su nombre en las solicitudes para el MVP, y Lake hizo lo propio al conectar, ante Casey Harman (Puebla), el primer cuadrangular del encuentro y poner al Norte 4-1 arriba.

Doblete de Carlos López (Puebla) acercó al Sur 4-2 ante Romario Gil (Monclova), pero el Norte respondió con un ataque de tres sencillos contra Arturo López (Diablos) que los puso arriba 6-2 para hacer oficial el juego.

Curiosamente, la liga había avisado que Alex Delgado (Oaxaca) sustituiría en el roster del Sur a José Samayoa (Yucatán), pero en la sexta, Samayoa reemplazó a Delgado y ambos se combinaron para retirar en cero a los norteños. Y al cierre, Jesús Pirela (Tijuana) perdió la brújula, llenó la casa con pasaportes y Héctor Hernández (Yucatán) aprovechó para empujar dos con un sencillo; Felipe González (Monterrey) relevó, y aunque con otro pasaporte y un wild pitch puso las cosas 6-5, apagó el fuego.

Al término de la sexta se apagaron las luces en el EAHH y la pirotecnia iluminó el lugar. El público disfrutó el espectáculo de cinco minutos que puso otro acierto en la gran fiesta.

Volviendo al juego, Ramiro Peña (Monterrey) remolcó con sencillo ante Francisco Haro (Campeche) la séptima del Norte, y al cierre, el impresionante Jumbo Díaz (Tijuana) no permitió daño.

Yasutomo Kubo (León) permitió un triple de Francisco Ferreiro (Laguna), pero debió retirar el inning cuando obligó a rodar a Leandro Castro (Tijuana), pero un error de Marco Jaime (León) amplió la diferencia a 8-5. Marco Bustamante (Monclova) puso a tres outs de la victoria.

Para cerrar una pésima noche para los anfitriones, Nathanael Santiago (Diablos) enterró las esperanzas sureñas al permitir que Jon Kemmer (Durango), Saúl Soto (Aguascalientes) y Rodolfo Amador (Monclova) empujaran sendas carreras para poner la pizarra 11-5.

Jake Sanchez entró a bajar el telón y, aunque permitió una carrera, confirmó el triunfo de la Zona Norte. Por el Sur jugaron todos los convocados, por el Norte, sólo Adrián Guzmán y Wirfin Obispo (ambos de Monterrey) se quedaron en la banca.

Tras batear de 3-3, con una anotada y una impulsada, el segunda base de los Sultanes de Monterrey, Ramiro Peña, se hizo merecedor del premio al Jugador Más Valioso del Juego de Estrellas de 2019.