Asesinado en Ciénega de Flores había sido privado de la libertad   Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Asesinado en Ciénega de Flores había sido privado de la libertad

Autoridades investigan si el menor de 15 años de edad tenía algún problema grave o había sido amenazado.

CIÉNEGA DE FLORES.- Uno de los dos jóvenes que fueron encontrados asesinados la noche del martes en un despoblado de Ciénega de Flores era un adolescente de 15 años de edad, que horas antes del hallazgo de los cuerpos había sido privado de la libertad en el mismo municipio.

En torno a la otra persona ultimada a tiros, las autoridades desconocen sus datos generales, pues los restos no han sido reclamados en el anfiteatro del Servicio Médico Forense.Una fuente policiaca dio a conocer extraoficialmente que una de las víctimas mortales se llamaba Juan Ángel Escamilla Espino, de 15 años y quien radicaba en una colonia popular de Ciénega de Flores.

Por el momento los agentes ministeriales de la Subdirección de Homicidios, de la Agencia Estatal de Investigaciones, indagan las actividades y las relaciones personales que tenía el menor.

Para tal efecto han dialogado ya con sus familiares cercanos, amistades y vecinos, con el fin de conocer si tenía algún problema grave con determinadas personas, o fue blanco de amenazas.

Los cuerpos de Escamilla Espino y del otro joven fueron encontrados alrededor de las 22:00 horas del martes cerca del camino a Tierra Blanca, a orillas de la colonia Lomas de Ciénega.Hasta aquel punto despoblado se trasladaron elementos de la Fuerza Civil, quienes localizaron los cadáveres junto a unos matorrales, bocabajo y con evidentes heridas de proyectil de arma de fuego.

En el transcurso del día, aproximadamente a las 12:00 horas, habitantes de aquella zona del poniente de Ciénega de Flores reportaron detonaciones de arma de fuego en el camino a Tierra Blanca.Momentos después varios oficiales de la Policía Municipal acudieron a atender el reporte, pero no encontraron a ninguna persona sospechosa ni tampoco a las víctimas mortales.

Los estudios practicados por los legistas de la Fiscalía estatal en el Servicio Médico Forense del hospital Universitario revelaron que ambos jóvenes perecieron a causa de disparos en la cabeza.

dezr