Despiden a hombre que murió tras ser arrollado por revolvedora Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Despiden a hombre que murió tras ser arrollado por revolvedora

Félix de 52 años nunca se casó y se ganaba la vida haciéndoles mandados a sus vecinos en Escobedo .

El hombre murió luego que un camión que se quedó sin frenos lo atropello la noche del 19 de octubre. | ESPECIAL

ESCOBEDO.- A Félix lo despidieron en su última morada durante el fin de semana. En su casa de la colonia Nuevo Escobedo sus cuatro hermanos comienzan a extrañarlo, al igual que sus vecinos.

Es la historia del hombre de 52 años que el pasado viernes falleció tras ser arrollado por un camión-revolvedora que se quedó sin frenos en una pendiente, en Escobedo.

La señora Constantina Delgado estaba en su casa la noche del 19 de octubre, cuando le avisaron del accidente.

“Yo lo vi que estaba todo sangrado, todo golpeado, y ya no pude hacer nada. Yo lo reconocí, lo abracé, pero ya no pude hacer nada”, comentó.

Félix Delgado Beltrán nunca se casó. Su familia la integran tres hermanos, también solteros, y una hermana viuda. La víctima se ganaba la vida haciéndoles mandados a sus vecinos.

“Dondequiera: Don Félix y Don Félix para acá. Le digo: aquí toda la gente lo apreciaba bastante, porque nunca fue un hombre grosero o malhablado. Él convivió mucho aquí con la gente. Toda la gente lo apreciaba, lo quería. Se daba a querer”, recalcó Constantina.

Al ser de muy escasos recursos económicos, la familia tuvo que recurrir al apoyo de otras personas para poder sepultar a Félix, quien fue despedido la tarde del domingo en el panteón Topo Chico.

“Pues es que ahorita tengo un hermano que trabaja, es discapacitado también, y otro que anda trabajando. Y tengo otro hermano que no trabaja. Y ahorita anduve consiguiendo para poder juntar lo que necesitamos para los funerales, y de ahí todo lo que necesitamos”, agregó.

La carpeta que se inició por el accidente fue remitida por el fiscal de Escobedo, Enrique Eliseo Garza de la Torre, a una oficina conciliadora en la misma ciudad, a cargo de Montserrat Hermosillo Pérez.

La señora Constantina Delgado tiene temor de que las autoridades no la respalden, pues para concluir el procedimiento y se llegue al acuerdo reparatorio es necesaria la comparecencia de todos los hermanos de la víctima.

“Pues quieren que junte a todos mis hermanos, pero pues una no puede, porque está enferma. Tiene cáncer mi hermana, y ella no puede venir, y dicen que tengo que traerlos a todos, juntarlos a todos, si no, no me darán nada de ayuda”, puntualizó.

dat