Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Joven asesinado en Alianza Real tenía pocos días viviendo con sus hermanos

Trascendió que en sus primeras declaraciones, los presuntos asesinos aseguraron haber confundido a la víctima; sus restos fueron trasladados a SLP.

En sus primeras declaraciones, los presuntos asesinos del joven aseguraron haber confundido a la víctima.

MONTERREY.- Mientras los sujetos que presuntamente ejecutaron a un joven la tarde del jueves en la colonia Alianza Real, de El Carmen, esperan enfrentar a la justicia, los restos de la víctima fueron trasladados a su natal San Luis Potosí.

A reserva de las indagatorias, trascendió que en sus primeras declaraciones ante los agentes ministeriales, los sospechosos admitieron su participación en los hechos, y aseguraron haberse equivocado o confundido con la persona agredida.

La tarde-noche del viernes, a poco más de 24 horas del crimen, el cuerpo de Donaldo de Jesús Álvarez González, de 18 años, fue llevado a la localidad de Coxcatlán, 65 kilómetros al sur de Ciudad Valles.

Álvarez González, quien trabajaba como ayudante de albañil, tenía apenas unos cuantos días viviendo con su hermana y un hermano en una casa de renta en la calle Privada Pesquería, en el mencionado asentamiento de El Carmen.

Al tratarse de personas de muy escasos recursos, y que llegaron a Nuevo León en busca de mejores oportunidades, varios habitantes de Alianza Real hicieron una pequeña colecta para apoyarlos.

Como a las 14:00 horas del jueves, Donal se encontraba en una banca del parque que está a unos 100 metros de su casa. De pronto fue abordado por uno de tres sujetos que durante unos instantes permanecieron junto a la plaza a bordo de un automóvil Neón color blanco.

Dicha persona realizó por lo menos tres detonaciones con un arma corta calibre .9 milímetros y lo hirió de muerte en la cabeza, para de inmediato alejarse junto con sus cómplices hacia la zona de Escobedo.

Fue en esta localidad, en las avenidas Águila Real y Sendero Divisorio, en la colonia Villas de San Francisco, donde policías municipales capturaron a los probables responsables.

dat