Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Lunes
Martes
Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado
Domingo

Pronóstico en video

Ricky Martín 'prende' el Coliseo

Llegó a Torreón con su One World Tour 2016

En el reencuentro con su público lagunero, Ricky Martín puso a bailar y enloqueció a sus fans durante su presentación en Torreón, como parte de su gira One World Tour 2016.

Su cita con los laguneros, estuvo plagada de euforia por parte de sus seguidoras que entonaron y bailaron al ritmo de cada una de sus canciones sin que decayera el ánimo en ningún momento.

Las muestras de cariño de sus fans tuvieron la respuesta de Martín, quien agradeció su apoyo, resaltando que “este es el final de la gira, gracias por ser parte de ella”.

Con sus grandes éxitos y los temas de su reciente producción discográfica, el intérprete dejó satisfechos a quienes llegaron desde horas antes a este foro.

Sensuales movimientos de cadera, baladas que llegaron al corazón y mucha euforia fueron los ingredientes principales de la presentación en la que desde el primer minuto la gente se levantó de sus asientos.

Con un atuendo elegante, que incluyó una corbata, camisa y traje negro, el intérprete arrancó este espectáculo, en el que tuvo ocho bailarines y algunos instrumentistas en batería, saxofón, teclados y tambores.

“Mr. Put it down”, “This is good”, “Drop it on me”, “Shake your bon bon” y “Adrenalina”, la gente gritó feliz de ver a su ídolo en vivo, algunos tomaron fotos y videos con sus celulares, mientras que otros no despegaron la vista del escenario para no perder detalle.

Ricky Martin tuvo diversos cambios de vestuario, en la canción “It’s alright” lució una falda negra con un estilo más rockero, mientras que cuatro bailarines aparecieron sin camisa.

Tras mostrar un video de su fundación, el vocalista llegó a la plataforma ahora con una camisa blanca para deleitar a todo el mundo con “Asignatura pendiente”, “Disparo al corazón”, “Y todo queda en nada”, “Fuego de noche, nieve de día”, “Te extraño, te olvido, te amo” y “Vuelve”.

Con un “¡México, te quiero, muchas gracias!”, se despidió el cantante después del movido ritmo de “La mordidita”.