Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

ACNUR agradece a Libia liberación de migrantes en centro de bombardeo

El Gobierno libio, informó en su cuenta de Twitter que el organismo de la ONU brindará asistencia a esas personas, a través de su programa de respuesta urbana.

Los migrantes cargan los restos de sus pertenencias entre los escombros en un centro de internamiento de migrantes, golpeado por un ataque aéreo en el suburbio de Tajoura, en la capital libia de Trípoli. | Reuters

TRÍPOLI.- El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), expresó hoy su agradecimiento al Ministerio del Interior de Libia por la liberación de unos 350 migrantes que se encontraban en un centro de detención en Tajura, que fue bombardeado la semana pasada, cercano a Trípoli.

El Gobierno de Libia, informó en su cuenta de Twitter que el organismo de la ONU brindará asistencia a esas personas, a través de su programa de respuesta urbana.

"Durante los últimos días, ACNUR visitó Tajura y entregó comida, agua y asistencia médica. Como las evacuaciones hacia el exterior de Libia son limitadas, intentamos reubicar a los más vulnerables hasta la Instalación de Reunión y Salida y abogamos por la liberación de todas las personas que seguían en Tajura", añadió el gobierno, citado por la agencia Europa Press.

Migrantes y refugiados que seguían en el centro de detención amenazaron con iniciar una huelga de hambre para exigir su evacuación fuera del país africano y recibir garantías de las Naciones Unidas de que el lugar no sería atacado, tras los bombardeos del 2 de julio contra las instalaciones del centro, que dejaron 53 muertos, incluidos seis niños, y 130 heridos.

De acuerdo con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), casi un tercio de los más de 600 detenidos de 17 nacionalidades que se encontraban en Tajura se habían registrado en el programa de retorno voluntario del organismo.

El ministro libio del interior, Fathi Bashagha, dijo la semana pasada que estudiaba la posibilidad de cerrar todos los centros de detención de migrantes y refugiados en el país y de liberar a todas las personas que se encuentran en ellos.

"El Gobierno está considerando el cierre de los centros y liberar a los inmigrantes ilegales para preservar sus vidas y seguridad", indicó y defendió que la protección de dichos centros frente a bombardeos aéreos está más allá de las capacidades del Gobierno durante la reunión que mantuvo con la coordinadora humanitaria de la ONU en Libia, María Ribeiro.

Libia se encuentra en crisis desde la caída su líder histórico, Muamar Gadafi, en 2011, con una dualidad de poderes, entre un gobierno en Trípoli reconocido a nivel internacional, y el que tiene su sede en Tobruk, además de choques entre grupos rivales, la proliferación de facciones yihadistas y mafias que trafican con migrantes hacia Europa.

El país, es uno de los principales puntos de partida para que los migrantes africanos que huyen de la pobreza y la guerra lleguen y buscan llegar a Italia en barco, aunque muchos son interceptados en el mar y son devueltos por la guardia costera libia, con la aprobación de la Unión Europea (UE).

Las agencias de la ONU y Organizaciones No Gubernamentales reclama desde hace tiempo el cierre de estos centros, debido a las pésimas condiciones en las que viven quienes se encuentran recluidos.

cog