Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

China intensifica inspección de viajeros que llegan al país

Guangzhou está aplicando medidas contra el brote a cualquiera que entre en la ciudad.

SHANGHÁI.- China está intensificando el escrutinio de los extranjeros que llegan al país y reforzando el control fronterizo después de que el número de casos de coronavirus importados en un solo día haya alcanzado un récord, lo que ha contribuido a duplicar el número diario de infecciones recién detectadas.

Los nuevos casos confirmados en la China continental alcanzaron los 99 el 11 de abril, frente a los 46 del día anterior, y en todos ellos, excepto en dos, se trató de viajeros procedentes del extranjero. En el centro comercial de Shanghái, 51 ciudadanos chinos que viajaban en el mismo vuelo desde Rusia dieron positivo.

"El riesgo de los casos importados ha aumentado drásticamente", dijo Wen Guohui, alcalde de Guangzhou, un centro económico del sur de China, en una conferencia de prensa el domingo.

Guangzhou está aplicando medidas contra el virus a cualquiera que entre en la ciudad desde el otro lado de la frontera nacional, sin importar su nacionalidad, raza o género, dijo el oficial de asuntos exteriores Liu Baochun en la misma comparecencia.

"Esperamos que los extranjeros puedan cumplir estrictamente con los procedimientos contra el virus como lo hacen los chinos", dijo.

En la provincia nororiental de Heilongjiang, que registró 21 nuevos casos importados desde Rusia el 11 de abril, el gobierno local dijo que su frontera con Rusia en la ciudad de Suifenhe permanecerá cerrada después del 13 de abril. La frontera se cerró temporalmente el 9 de abril para contener la epidemia, y estaba previsto que se abriera la próxima semana.

Incluso Wuhan, el primer epicentro del virus que este mes salió del confinamiento después de contener el brote, es vulnerable a la infección importada, dijo el asesor médico principal de China, Zhong Nanshan.

"Por el momento, la epidemia sigue extendiéndose rápidamente en el extranjero, por lo que las principales ciudades costeras de China, con un estrecho contacto internacional, son muy vulnerables y podrían ver un resurgir de la epidemia", dijo Zhong al periódico oficial El Diario del Pueblo en una entrevista publicada el domingo.

Zhong advirtió que, con el desplazamiento del epicentro del virus mundial de Europa a los Estados Unidos, es demasiado pronto para juzgar si el pico de la pandemia es inminente.

"Todavía no es el momento de quitarse las mascarillas", dijo, añadiendo que la aplicación de medidas contra el virus por parte de China ofrece experiencia a otros países que buscan contener la enfermedad.

dezr