Colombia repatrió a víctimas de accidente aéreo Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Colombia repatrió a víctimas de accidente aéreo

Con honores militares, se despidieron los restos de 64 brasileños.

Agencias

Bogotá, 2 Dic (Notimex).- Con honores militares, la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) despidió los restos de los 64 brasileños que fallecieron el lunes pasado en un accidente de un avión de la aerolínea boliviana LaMia, en el departamento de Antioquia.

Familiares de las víctimas, autoridades de Colombia y personal de la embajada de Brasil estuvieron presentes en la ceremonia de repatriación de los cadáveres de los integrantes del equipo Chapecoense y de los periodistas que viajaban en el avión de matrícula CP 29 33 de la empresa LaMia.

La ceremonia se llevó a cabo en la Base del Comando Aéreo de Combate No. 5, en esta capital.

Las Damas y Caballeros del aire, integrantes de la casa de los Halcones Valientes, acompañarán a los familiares de las víctimas durante los honores militares, previo a la partida de las aeronaves de la Fuerza Aérea de Brasil, encargada de transportar los cadáveres.

De acuerdo con la cancillería, con el apoyo de la aerolínea Avianca, el jueves pasado se llevó a cabo la primera repatriación. El cuerpo de una de las víctimas fue trasladado a Asunción, Paraguay. Esta misma empresa también transportó el cuerpo de un venezolano integrante de la tripulación.

Asimismo, en la mañana de este viernes se realizó la repatriación de los cuerpos de cinco bolivianos, que fueron transportados a bordo de un avión Hércules de la Fuerza Aérea Boliviana, enviado por el gobierno de ese país andino.

El accidente aéreo dejó un saldo de 71 ocupantes muertos y seis sobrevivientes, quienes reciben atención médica en diferentes hospitales del departamento de Antioquia, donde cayó la aeronave que transportaba la delegación del equipo Chapecoense que enfrentaría al Atlético Nacional en la final de la Copa Suramericana, en Medellín.

Las investigaciones preliminares indican que el accidente ocurrió por falta de reservas suficientes de combustible de la aeronave, que hizo la ruta Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) y el aeropuerto José María Córdoba, en el municipio de Rionegro, a 45 minutos de Medellín.