EU amplía lista negra de empresas con sanciones en Cuba Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

EU amplía lista negra de empresas con sanciones en Cuba

El presidente cubano Miguel Díaz-Canel acusó al gobierno estadunidense de quererles quitar "la luz, el agua y hasta el aire", al denunciar nuevas sanciones.

Cuba recibe de Venezuela, con facilidades de pago, casi la mitad del combustible que consume y desde hace semanas ha comenzado a registrar cortes de electricidad. | Reuters

CUBA.- El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, afirmó hoy que Estados Unidos “quiere cortar la luz, el agua y hasta el aire”, al denunciar nuevas sanciones contra el país caribeño e instar a la unidad en torno a su gobierno, “sin cambiar el rumbo” iniciado por Fidel Castro en 1959.

La administración de Donald Trump “ha comenzado actuar con mayor agresividad para impedir la llegada combustible”, dijo Díaz-Canel, coincidiendo con la entrada en vigor de otras prohibiciones de Washington para “ahogar la economía nacional”, según las palabras del mandatario cubano.

El Departamento de Estado estadunidense prohibió que a partir de hoy los estadunidenses hagan negocios con dos hoteles e igual número de casas editoriales cubanas, con lo que elevó a 200 las entidades nacionales sometidas a similar sanción.

“Las presiones sobre Cuba aumentaron mucho desde enero y seguirán aumentando, y hemos dejado claro que se debe a sus acciones en Venezuela”, de apoyo al presidente Nicolás Maduro, informó por su parte Elliott Abrams, enviado especial de Washington para el país sudamericano.

Díaz-Canel reconoció en tanto que “ha escalado el asedio que sufren todas las operaciones comerciales y financieras” de Cuba, e informó que solo entre marzo de 2018 y abril pasado el bloqueo estadunidense dejó pérdidas al país por cuatro mil 343 millones de dólares.

Hablando en un acto por el aniversario 66 del inicio de la revolución –principal efeméride nacional-, el mandatario precisó que esa cifra no incluye las pérdidas ocasionadas poco después de abril, cuando EU prohibió que compañías de cruceros estadunidenses tocaran puertos cubanos, como hacían desde el deshielo con La Habana iniciado por la anterior administración de Barack Obama.

El turismo es la principal fuente de ingresos de Cuba y esa prohibición frenó la aspiración de alcanzar este año la cifra de cinco millones de turistas y recibir, entre ellos, a 500 mil estadunidenses.

“Son estas restricciones las causas principales del desabastecimiento de alimentos y combustible” que sufre la isla, dijo el presidente, al tiempo que instó a los cubanos a unirse en torno a su gobierno sin abandonar “el curso escogido” desde 1959.

Cuba recibe de Venezuela, con facilidades de pago, casi la mitad del combustible que consume y desde hace semanas ha comenzado a registrar cortes de electricidad, aunque el gobierno afirma que ello se debe a “roturas imprevistas” en sus termoeléctricas y “no a falta de combustible”.

En este contexto, el gobernante cubano dijo a EU que “bajo presión, ¡no nos entendemos!”, y profetizó que “el mundo verá lo que somos capaces de hacer y nos acompañara en nuestra resistencia”.

mvls