EU descarta aplicar pasaporte sanitario ante Covid-19 Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

EU descarta aplicar a nivel federal sistema de pasaporte sanitario ante Covid-19

El gobierno de Joe Biden afirmó que su administración "no apoya ahora ni apoyará" la aplicación de estos pases, evitando así ocasionar injusticia contra los ciudadanos

| ARCHIVO

ESTADOS UNIDOS.- El gobierno de Joe Biden descartó hoy que vaya a crear un pasaporte de vacunación federal o a exigir que los ciudadanos de Estados Unidos que estén inmunizados contra el covid-19 adquieran una credencial en específico para informar su situación sanitaria, una propuesta que ha generado profundas divisiones en el país más afectado por el coronavirus en el mundo.

La idea de un pase sanitario (también conocido como pasaporte sanitario) ha cobrado fuerza en varias naciones del mundo e incluso dentro de Estados Unidos. China comenzó a aplicar esta medida y posteriormente Reino Unido anunció un plan similar que se aplicará en los próximos días como una medida de prueba.

"El gobierno no apoya ahora, ni lo apoyaremos, un sistema que requiera que los estadunidenses lleven una credencial", dijo la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, durante su rueda de prensa diaria.

Agregó que "no habrá ninguna base de datos federal sobre vacunaciones, ni ningún mandato federal que requiera que todo el mundo obtenga una credencial de vacunación única".

La portavoz dejó la puerta abierta a que el sector privado desarrolle sus propios modelos de certificados de vacunación, como ya están haciendo varias compañías del país, pero insistió en que el gobierno de Biden no se implicará en ellos ni apoyará ninguno en concreto.

"Nuestro interés desde el gobierno federal es muy sencillo: que se proteja la privacidad y los derechos de los estadunidenses, que estos sistemas no se usen contra la gente de forma injusta", afirmó.

Psaki reconoció que "hay un movimiento en el sector privado para identificar formas de volver a eventos" con grandes multitudes, y subrayó que el único papel de la Casa Blanca será el de proporcionar información sobre los derechos de los ciudadanos.

Hace unos días, Nueva York anunció la implementación de este tipo de certificados para eventos, siendo un sistema gratuito y voluntario donde las personas permiten que se conozca si se vacunaron contra el covid-19, dieron negativo a un examen PCR o tiene desarrollados anticuerpos tras haber sido diagnosticados con el virus.

Por su parte, el gobierno de Estados Unidos publicará pronto un documento de "preguntas frecuentes" que los ciudadanos podrán consultar para resolver dudas sobre "privacidad, seguridad y discriminación", precisó Psaki.

La idea de crear un pasaporte de vacunación se ha topado con una fuerte resistencia de los conservadores en Estados Unidos, que se oponen en general a los mandatos amplios y universales del gobierno federal, y que temen que se pueda perjudicar a quienes no han podido o no han querido inocularse contra el covid-19.

Los gobernadores republicanos de Texas y Florida han prohibido ya que se exijan pasaportes de vacunación en sus respectivos estados, con el fin de evitar que se creen "dos clases de ciudadanos", en palabras del líder del segundo de esos territorios, Ron DeSantis.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) insistió este martes en sus dudas sobre la emisión de certificados de vacunación contra el covid-19, al recordar que aún no se sabe "a qué nivel reducen las vacunas la transmisión" de la enfermedad, y podría llevar a discriminación.

Sin embargo, el uso de certificados de vacunación si está avanzando en regiones como la Unión Europea, donde se espera que este tipo de documento esté listo antes del verano, y las aerolíneas también piden su implementación para reactivar el transporte aéreo, muy afectado por la pandemia.

mvls