Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Muere tercer bombero por incendios en la selva boliviana

El rescatista falleció después de presentar un pario cardiorrespiratorio tras inhalar monóxido de carbono.

Muere tercer bombero por incendios en la selva boliviana.| AP

LA PAZ.- Un bombero murió por intoxicación cuando apagaba incendios forestales con lo que suman tres los bomberos que han perdido la vida al apagar incendios en la selva del oriente de Bolivia que arden desde hace un mes.

Pablo Miguel Suárez de 34 años quedó envuelto en humo y murió el sábado de un paro cardio-respiratorio tras inhalar monóxido de carbono, dijo el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.

Más de 1,9 millones de hectáreas se han quemado por fuegos salidos de control en la selva de la Chiquitanía, en la provincia de Santa Cruz, en el sureste de Bolivia y aunque los fuegos ya han sido controlados en gran parte, todavía arden 43 focos que quema cerca de los poblados de Concepción y San Ignacio con llamas de hasta doce metros, dijo el gobernador de la región, Rubén Costas.

La Chiquitanía es un bosque seco de 20 millones de hectáreas que se extiende desde las últimas pendientes de los Andes por una llanura que conecta a la selva Amazónica de Bolivia y Brasil.

Los fuegos comenzaron por quemas provocadas por agricultores y ganaderos para habilitar campos; salieron de control debido a la estación seca, la falta de humedad y fuertes vientos. Poco más del 30% del área quemada es bosque virgen de siete reservas naturales, según las autoridades.

El servicio de meteorología emitió alerta por fuertes vientos de hasta 90 kilómetros, temperaturas en alza que llegan a 40 grados y una baja humedad. “Eso genera un escenario difícil”, dijo el director del Centro de Operaciones de Emergencia, Enrique Bruno.

El sábado arribaron 38 bomberos franceses enviados por el gobierno de Francia con equipo especializado. Brigadistas argentinos también apoyan las tareas al igual que dos helicópteros de Perú.

Según las autoridades, más de 4 mil bomberos trabajan en tierra con 42 cisternas. El avión cisterna más grande sofoca el incendio desde hace dos semanas. El sábado se ha sumado también un helicóptero Chinook con capacidad de transportar 10 mil litros de agua. Avionetas fumigadores y otros helicópteros también sofocan las llamas en la zona.

Antes de Suárez, otros dos bomberos murieron la semana pasada por incendios forestales menores en otras regiones del país. Uno de ellos rodó por una pendiente y otro por accidente.

dezr