Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Hallan restos de una avioneta en la sierra de La Estanzuela

Las autoridades aeronáuticas no tenían registro del despegue de un Cessna 182; el accidente ocurrió hace 11 años y sus tripulantes murieron.

Durante un vuelo, personal de Protección Civil descubrió una avioneta accidentada hace 11 años en la sierra de La Estanzuela.

MONTERREY.- De pronto, la alarma cundió... la tripulación de un helicóptero al servicio de Protección Civil de Nuevo León detectó los restos de un avión ligero en una zona boscosa de la sierra de La Estanzuela, en lo que parecía un accidente aéreo... y ciertamente lo era, pero había ocurrido hace 11 años.

El reencuentro ocurrió la tarde de este lunes cuando un helicóptero Lecuriel del Gobierno del Estado, se enfilaba hacia la sierra de Rayones, a unos 120 kilómetros al sur de Monterrey para atender el traslado de un hombre que se había fracturado el cráneo al caer de un encino.

El helicóptero cortó camino por el cañón de La Huasteca y a la altura de La Estanzuela visualizó las alas y la cola de un avión blanco. El aparato aterrizó a corta distancia y un brigadista de Protección Civil se acercó a pie y detectó la matrícula de un monomotor Cessna 182 con matrícula XB-GWT.

Las autoridades aeronáuticas fueron notificadas del hallazgo e informaron no tener registrado que tal aeronave hubiera despegado del Aeropuerto Internacional del Norte, donde regularmente operan ese tipo de aviones.

Sin embargo, al indagar en sus archivos, descubrieron que la matrícula pertenecía a una avioneta que había despegado de aquella terminal aérea el sábado 4 de agosto del 2007 con destino a la ciudad de Matehuala, San Luis Potosí.

A bordo viajaban el piloto, capitán Roberto Briones, y su pasajero, el fotógrafo artístico y comercial Francisco Javier Cortés, que perdieron la vida.

Los restos fueron localizados hasta tres días después, en un punto escarpado a 2 mil 300 metros sobre el nivel del mar. Tal condición impidió extraer el fuselaje, y sólo los rescatistas e inspectores aeronáuticos recolectaron los indicadores y piezas claves para determinar las causas del accidente.

Aquel avión se quedará para siempre en la montaña, como un memorial por aquellos hombres que perdieron la vida.

dat