Sinaloa. Morena no tuvo narcocandidatos, dice gobernador electo Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Morena no tuvo narcocandidatos en Sinaloa, asegura gobernador electo

El gobernador electo Rubén Rocha Moya niega cualquier vínculo con el crimen organizado, al que le manda decir que en su gobierno se le combatirá, incluso usando la fuerza.

Morena no tuvo narcocandidatos en Sinaloa, asegura gobernador electo
| MILENIO DIGITAL

MÉXICO.- Rubén Rocha Moya, gobernador electo de Sinaloa, nació en Badiraguato, la tierra de Joaquín El Chapo Guzmán, Rafael Caro Quintero y Ernesto Fonseca, Don Neto, pero niega tener algún vínculo con la delincuencia organizada.

Dice que su vida la ha dedicado a la academia como rector de la Universidad Autónoma del estado y, recientemente, a la política como diputado local y senador de la República.

La semana pasada MILENIO publicó que áreas de inteligencia del gobierno federal rastrean presuntos vínculos de al menos seis candidatos a gubernaturas y diputaciones federales con el crimen organizado, entre los que destacan los gobernadores electos de Sinaloa, Rubén Rocha Moya, y de San Luis Potosí, Ricardo Gallardo.

De acuerdo con la lista del Centro Nacional de Inteligencia, de Rocha Moya se tienen documentados presuntos nexos con el cártel de Pacífico (cártel de Sinaloa) de Joaquín El Chapo Guzmán e Ismael El Mayo Zambada. Su contrincante, el senador Mario Zamora, y el representante del PRD ante el INE, Ángel Ávila, denunciaron que el crimen organizado intervino en la elección de Sinaloa para respaldar a Morena con el levantón hasta de un millar de representantes de casilla y de supervisores de los partidos de la alianza Va por México.

Sin embargo, en entrevista para MILENIO, Rocha Moya niega cualquier vínculo con el crimen organizado, al que le manda decir que en su gobierno se le combatirá, incluso usando la fuerza.

¿Cuál es el mensaje de Rubén Rocha hacia el crimen organizado en este estado donde opera el cártel de Sinaloa?

-El mensaje que mandamos a los sinaloenses es cultivar y frenar ese fenómeno en el cual se finca el crimen organizado que es la distribución de drogas. Los dos temas más preocupantes son que se incrementen las adicciones y que se genere más violencia derivada justamente de la delincuencia organizada. Más que mandarles un mensaje, nosotros como gobierno vamos a proteger a la sociedad y por supuesto vamos a combatir a la delincuencia en todos los niveles.

A la delincuencia organizada, pero también a la delincuencia de los delitos del fuero común. Vamos a hacer una estrategia y la estamos trabajando con dos pilares: una la prevención y otra el uso de la fuerza y poder combatir la delincuencia.

¿El crimen puede confiarse que con Rubén Rocha nadie se meterá con ellos?

No. La primera cosa que digo es que niego categóricamente cualquier relación nuestra con el crimen. Lo tenga quien lo tenga a título de investigación, no creo que tengan más.

Yo se lo dije a algún periodista de MILENIO en algún momento que si me están investigando que me investiguen.

Eso no tiene para mí ningún problema porque finalmente los hombres públicos estamos dispuestos a ser investigados para darle a conocer a la sociedad qué somos. Niego categóricamente alguna relación ahora, o en época de campaña, ni antes de la campaña. Ni pretendemos tenerla, ni a título institucional. Eso sería aberrante de frente a lo que es la política de seguridad en este país.

Vamos a observar los criterios de la política de seguridad en este país. Nosotros vamos a actuar como gobierno y el gobierno tiene una función, que además de gobernar para todos, debemos dar solución a los muy diversos problemas, dependiendo de las diversas realidades que tiene el estado: la sierra, la costa, los valles, el turismo, etc.

Además de atender todas esas actividades para el desarrollo de Sinaloa tenemos que combatir al crimen organizado, esa es una función del estado a la cual no se puede renunciar y nosotros no tendríamos ninguna razón para renunciar a ello. Vamos a tener una estrategia debidamente delineada y en completa coordinación con la federación.

¿Cómo alejar al crimen de la política?

Definitivamente lo que tienes que hacer es que los partidos se atengan a sus procesos para seleccionar a sus candidatos. Este es un tema central en Morena, yo te puedo jurar que nosotros no tuvimos a nadie que haya sido recomendado o que viniera "mensajeado" por alguien que tenga que ver con el crimen.

¿Nadie?

Nadie. Ningún candidato de ningún nivel. En Sinaloa con Morena todos entraron con un proceso. Ese proceso incluso que no tenemos dirección estatal de Morena en Sinaloa, yo pedí a la dirección nacional que nos hicieran las encuestas para los diputados locales y las presidencias municipales.

Todo eso se trabajó en un proceso, si trabajas así y te atienes a los resultados tú estás blindado de cualquier intromisión de un agente externo, como es el caso de la delincuencia.

En caso de que ocurriera una situación como el Culiacanazo de 2019, ¿con qué capacidades contará como gobernador, si la federación es la que lleva mano contra el crimen organizado? Esa es una tarea que emprendió la federación a través de sus fuerzas del orden, no tiene ahí el gobierno estatal nada que hacer, incluso el propio gobernador de aquel momento dijo "nosotros no estamos enterados del tema”.

Son operativos federales en los que normalmente no entran ni fuerzas locales, ni estatales y ni municipales, sino que éstas se organizan con las fuerzas federales de cómo van a actuar.

Estaríamos colaborando únicamente en todo lo que nos convoquen en asuntos que son únicamente al cuidado de la ciudadanía.

Ese operativo comenzó a la una de la tarde en un espacio muy concurrido en Culiacán y esto por supuesto hizo reflexionar a las autoridades y yo creo que la mejor medida fue decir: vale más proteger a la ciudadanía, porque se había generado un ambiente de gran intranquilidad que podía involucrar a civiles en alto porcentaje y la decisión fue decir: "vale más que paremos el operativo y no poner en riesgo a la ciudadanía" y eso para mí fue el gran acierto.

Rocha Moya llegará a la gubernatura el 1 de noviembre próximo, un cargo al que ha aspirado desde 1986 en su primer intento por gobernar Sinaloa, en 1998 lo volvió a intentar sin éxito, pero ahora la tercera fue la vencida. Sus objetivos de gobierno se delinean en lograr el desarrollo de la entidad y con ello asegurar empleo para los 25 mil jóvenes que, dice, solicitan entrar al ámbito laboral en su estado, de los cuales 10 mil lo logran y otros 15 mil se quedan sin trabajo, emigran o se acercan incluso al mal camino.

Antes de que Morena le confirmara la candidatura, se dijo que le habían ofrecido la Secretaría de Educación Pública, aspiración que admite tener.

"Yo soy normalista, el ideal de un normalista es ser secretario de educación, pero no, nunca he tenido la oportunidad de que me lo ofrezcan, porque lo hubiera arrebatado".

¿Después de gobernar Sinaloa?

Sí, pero espero tener tiempo para eso, la edad es importante y yo no quito el dedo del renglón de eso, pero finalmente no me lleva la vida.

cog