Ejército y Marina decomisó 72 Barret durante el 2019 Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Ejército y Marina decomisó 72 Barret durante el 2019

Más de 66 por ciento de los decomisos de este fusil se realizaron en operativos de las fuerzas armadas en Tamaulipas, donde hay una guerra por la plaza entre dos cárteles del crimen organizado.

| ESPECIAL

MÉXICO.- Durante 2019 fueron asegurados hasta seis Barrett por mes en operativos de las fuerzas armadas contra el crimen organizado; más de 66 por ciento fue incautado en Tamaulipas, territorio de Los Zetas y el cártel del Golfo.

Esto se debe a que Tamaulipas es una de las entidades con mayor presencia de grupos delincuenciales: Los Zetas y el cártel del Golfo son los principales, de los que se derivan células como Los Zetas Vieja Escuela, cártel del Noreste, Los Metros, Los Rojos, Los Fresitas y Los Dragones.

El fusil Barrett calibre .50 fue parte del armamento utilizado por el cártel de Sinaloa para liberar a Ovidio Guzmán el pasado 17 de octubre en Culiacán.

Las imágenes de los ataques armados para liberar al hijo de El Chapo muestran a una persona tirado pecho tierra dispara una Barrett desde un estacionamiento. Fabricada por la empresa estadunidense Barrett Firearms Company, el arma surgió en los 80’, fue adoptada por el ejército sueco en 1989 y fue protagonista en la guerra del Golfo.

Ha probado tal eficacia y poderío que hoy más de 70 agencias de seguridad del mundo la utilizan. Pesa 14 kilogramos y mide cerca de metro y medio, con una velocidad de salida de 854 m/s, dispara 70 balas por minuto y un alcance de hasta 2 mil 500 metros.

Es también el primer rifle calibre .50 semiautomático con disparo al hombro, tiene un armazón que permite darle equilibrio y un cargador extraíble para 10 cartuchos. Su mira es telescópica con anillo y mirilla de acero y sus balas miden 13.8 centímetros de largo y un diámetro de 1.27 centímetros.

Es capaz de perforar blindajes de tanques de guerra, aviones militares e incluso logra derribar helicópteros; la aparición pública de este tipo de fusiles en manos de narcotraficantes comenzó a partir del fallido operativo Rápido y furioso.

Desde entonces se le conoce como el arma predilecta del cártel de Sinaloa, pues fue una pieza del parque hallado en la casa de seguridad de Los Mochis, Sinaloa, donde se ocultaba y de donde se escapó El Chapo, antes de ser aprehendido por última vez.

La Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego de EU (ATF) confirmó que este rifle fue parte del operativo Rápido y furioso, cuyo objetivo vender armas a presuntos criminales y dejarlas pasar hacia la frontera mexicana para rastrear y darles seguimiento.

mmr