Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Ex alcalde de Iguala y su esposa podrían salir libres

Hasta el día de hoy, Abarca ha ganado en seis casos, mientras que su esposa en cinco y hoy solo tienen pendiente una causa penal.

| ARCHIVO

MÉXICO.- Sólo una causa penal mantiene en prisión a José Luis Abarca Velázquez, ex presidente municipal de Iguala, Guerrero, y a su esposa María de los Ángeles Pineda Villa, quienes lograron echar abajo cada una de las acusaciones que consignó en su contra la Procuraduría General de la República.

​El asunto tiene que ver con una orden de aprehensión librada el 6 de octubre de 2017 y que fue cumplimentada en el transcurso de este año, donde se les señala como presuntos responsables de los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita, revelaron a MILENIO funcionarios federales.

Los tres testigos que declararon en esta causa penal contra la pareja son los mismos cuyos testimonios fueron invalidados por un juez federal y un tribunal colegiado, ambos en Tamaulipas, porque se demostró que fueron víctima de tortura.

Esta situación originó que el presunto jefe de sicarios de Guerreros Unidos, Gildardo López Astudillo, El Gil, de quien se afirma ordenó secuestrar y asesinar a los 43 normalistas de Ayotzinapa, fuera liberado el pasado 30 de agosto, así como sus supuestos subordinados, además de 24 policías municipales.

Por este motivo, en los próximos días se presentarán los incidentes de libertad para que José Luis Abarca y Pineda Villa puedan recuperar su libertad.

Hasta el día de hoy, Abarca ha ganado en seis casos, mientras que su esposa en cinco y hoy solo tienen pendiente la causa penal 12/2017.

Acusación estatal

En tanto, la acusación que existe a nivel estatal contra el ex presidente municipal por el presunto asesinato del perredista Arturo Hernández Cardona pende de un hilo, porque cuatro de los coacusados en este delito recuperaron su libertad por no existir elementos. Entre los liberados destaca Mauro Valdés, Felipe Flores y ex policías municipales.

Actualmente, Abarca y Pineda Villa permanecen internos en el penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México y en el penal federal femenil de Amacuzac, Morelos.

Ambos promovieron un amparo contra el auto de formal prisión dictado en su contra dentro de la causa penal 12/2017, por supuestos delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Causa penal

​Hace unos días, la Fiscalía General de la República fue notificada del amparo concedido a Roselia Abarca Velázquez (hermana del ex funcionario) y a su esposo Cirilo Lara Brito, quienes fueron acusados en la misma causa penal 12/2017.

La juez Décimo Quinto de Distrito de Amparo en Materia Penal, Rosa Montaño Martínez, dejó sin efecto la orden de aprehensión librada contra la hermana y cuñado del ex edil, sentencia que ya impugnó la FGR y que está en manos de un Tribunal Colegiado.

“A fin de restituir a los quejosos en el pleno goce del derecho violado, el juez Tercero de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México deberá dejar sin efectos el mandato de captura de 6 de octubre de 2017, librada en la causa penal 12/2017...”

Roselia Abarca y su esposo Cirilo Lara fueron señalados por la Unidad de Inteligencia Financiera, de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, porque el dinero de José Luis Abarca que sirvió para pagar la colegiatura de sus hijos, es de supuesto origen ilícito.

Ellos son propietarios del Centro de Estudios Benemérito de las Américas, Asociación Civil, que se localiza en Iguala. Actualmente gozan de libertad.

En el sexenio pasado, la PGR aseguró que Pineda Villa era la principal operadora de Guerreros Unidos en Iguala, grupo delictivo que operó la desaparición de los normalistas; en tanto, el ex edil supuestamente pagaba entre dos y tres millones de pesos a los criminales para tener bajo control la localidad que gobernaba.

dat