Islas Marías. Semarnat autoriza turismo; no habrá recorrido en penales Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Semarnat autoriza turismo en Islas Marías; no habrá recorrido en penales

Uno de los atractivos principales será el sendero interpretativo hacia el Cristo, un monumento que se erige a una altitud de 300 metros sobre el nivel del mar.

Semarnat autoriza turismo en Islas Marías; no habrá recorrido en penales 
| MILENIO DIGITAL

MÉXICO.- La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) autorizó la apertura al turismo de bajo impacto en las Islas Marías, tras fungir más de 110 años como prisión.

Sin embargo, habrá restricciones para los visitantes, pues no se podrá recorrer los penales, no se permitirá la pernocta, ni la realización de actividades recreativas de nado y buceo.

Además, no se podrá ingresar con cualquier tipo de plástico desechable, ya que ahora es considerada una reserva libre de plásticos de un solo uso.

Al publicar el pasado 20 de agosto, la actualización del Programa de Manejo de la Reserva de la Biósfera Islas Marías, la Semarnat y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) autorizaron la apertura del turismo de bajo impacto en una reducida porción de la Isla Madre, tras el cierre de la prisión, cuyo decreto fue firmado el 18 de febrero de 2019 por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

De acuerdo con el programa publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), sólo estará permitido el desembarco en la Isla Madre para realizar visitas con guías autorizados en Puerto Balleto, sitio donde se concentraban principalmente las oficinas de gobierno y administrativas, así como viviendas de los trabajadores del complejo penitenciario, y que ahora alberga el proyecto Muros de Agua “José Revueltas” que opera la Conanp.

Uno de los atractivos principales será el sendero interpretativo hacia el Cristo, un monumento que se erige a una altitud de 300 metros sobre el nivel del mar, a través de un camino de terracería de dos kilómetros con una pendiente promedio de 30 grados.

“Es un recorrido que cruza el bosque tropical caducifolio. En este polígono es factible llevar a cabo turismo de bajo impacto ambiental a través de actividades como safari fotográfico y senderismo interpretativo”, indica el documento.

El plan de manejo indica que en Puerto Balleto es factible realizar senderismo interpretativo, ciclismo, safari fotográfico interpretativo de flora, fauna e histórico-cultural, así como actividades en sitios de interés turístico, de cultura y servicios, siempre y cuando no exista alteración a los ecosistemas.

“El desarrollo de turismo de bajo impacto ambiental que aquí se propone va a permitir que la actividad turística se realice de tal forma que contribuya a mejorar las condiciones de las islas y preserve el medio ambiente, en compatibilidad con los límites de cambio aceptable y la capacidad de carga, y que sea respetuoso con las aspectos naturales y culturales de la Isla”, explicó el comunicado.

El plan destaca que todavía hacen falta estudios sobre la capacidad de carga de la porción de la isla que será visitada, pero deja claro que “no se permitirá la construcción de nueva obra pública o privada, a excepción de las requeridas por la Secretaría de Marina (Semar) para el cumplimiento de sus atribuciones, debido a los impactos que pueden generar en la cobertura vegetal y en la biodiversidad de la zona”, por lo que para desarrollar la actividad turística sólo podrá llevarse a cabo el mantenimiento o restauración de la infraestructura ya existente.

Mientras tanto, en los campamentos que albergaban los antiguos penales (Aserradero, Bugambilias, Camarones, Papelillo, Laguna del Toro y Zacatal) se impulsarán acciones de restauración de suelos y hábitat, a fin de restablecer los procesos ecológicos naturales.

El plan de manejo subraya que las poblaciones de flora y fauna en los ecosistemas insulares tienden a ser naturalmente frágiles a las presiones naturales y antropogénicas, y en la Reserva de la Biosfera Islas Marías se tienen identificadas especies exóticas, entre ellas poblaciones de cabra feral (Capra hircus), gato (Felis catus) y rata negra (Rattus rattus), que son difíciles de identificar y controlar.

Por ello, se aplicará el protocolo de bioseguridad a todas las personas que ingresen a la reserva para reducir el riesgo de introducción de las especies exóticas e invasoras, “ya que representan una amenaza para las catalogadas como endémicas y con alguna categoría de riesgo”.

"En virtud de que dejó de operar el Complejo Penitenciario, es necesario establecer nuevas reglas administrativas con la finalidad de ordenar las actividades que se llevarán a cabo, como turismo de bajo impacto, investigación científica, prestación de servicios turísticos, atención sobre las especies exóticas invasoras, prevención de introducción de plásticos, así como de regulación dirigida a la infraestructura en la Isla María Madre”, se indica en el documento.

Toda la zona marina ya es considerada de no pesca, con lo que se espera el repoblamiento y protección de gran cantidad de animales y de sus ciclos reproductivos; se reconoce la abundancia de especies, como camarón, atún, huachinango, flamenco o lunarejo, parga o pargo canario, pargo colmillón, pargo coconaco, pargo listón y jureles.

Además, en la zona también se reproducen y habitan varias especies de tiburones, como el martillo común, piloto y Mako, además de mamíferos marinos.

“Esto mantiene una fuerte conectividad ecológica marina con la Reserva de la Biosfera, considerando que existen poblaciones con alguna categoría de riesgo, tales como ballena jorobada, delfín manchado pantropical, delfín moteado pantropical y mantarrayas sujetas a protección especial”, dijeron.

El archipiélago Islas Marías está integrado por la Isla María Madre, Isla María Magdalena, Isla María Cleofas e Isla San Juanito, así como su respectivo territorio marino.

La Reserva de la Biosfera se localiza en las zonas marinas del Pacífico Tropical Mexicano a 132 km de San Blas, Nayarit, a 176 km de Mazatlán, Sinaloa y a 386 km del puerto de Manzanillo, Colima.

mvls