Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Niños migrantes reciben a Santa Claus en un albergue fronterizo

Los menores junto a sus padres, duermen en delgadas casas de campaña, que intensifican el frío en invierno

| Milenio

MÉXICO.- ​Santa Clos llegó antes de lo esperado al albergue Juventud 2000, en Tijuana, donde conviven niños centroamericanos y mexicanos, todos desplazados por la violencia en sus lugares de origen.

Los extranjeros son de Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua. Los connacionales de Morelos, Guerrero, Michoacán o Veracruz. Junto a sus padres, duermen en delgadas casas de campaña, que intensifican el frío en invierno, pero se les olvida cuando ven llegar a un grupo de motociclistas de Estados unidos y BC.

“Tratamos de que tengan un buen recuerdo siempre y apoyarlos, que se sientan mucho mejor”, expresó Gerardo Garza, motociclista del club Los Renegados.

Les llevaron pizzas, piñatas rellenas de dulces y juguetes para entregarle a los pequeños habitantes del exclusivo refugio para migrantes.

“Son niños centroamericanos y vienen con cierto tipo de escasez en muchas áreas y tratamos de alegrarles aunque sea un día”, añadió. Gerarld tiene siete años y es originario de Nicaragua. No sabe cuánto tiempo tiene en México, mucho menos en Tijuana.

Solo reconoce que le encantan las fiestas de fin de año, aunque su deseo es recibir un celular para jugar videojuegos. Por lo pronto, ya le entregaron un presente que agradeció con una sonrisa.

mmr