Sedena. bombardean nubes en NL y Coahuila para controlar incendios Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Para generar lluvias y controlar incendios, Sedena bombardea nubes en Coahuila y NL

Una aeronave de la institución realizó la aspersión de yoduro de plata en las nubes para generar lluvias y así mitigar los incendios que afectan las sierras de Arteaga y de Santiago.

Para generar lluvias y controlar incendios, Sedena bombardea nubes en Coahuila y NL
| ESPECIAL

COAHUILA/ NUEVO LEÓN.- Para ayudar a combatir el incendio forestal que afecta las sierras de Arteaga y Santiago, elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y técnicos de la Secretaría de Agricultura bombardearon las nubes de varios municipios en Nuevo León con tecnología.

En un comunicado conjunto ambas dependencias señalaron que del 27 de marzo al 1 de abril de 2021, una aeronave de la Fuerza Aérea Mexicana realizó la aspersión de yoduro de plata en las nubes, sobre varios municipios de Nuevo León para generar lluvias.

Con esta aspersión se contribuyó a mitigar el incendio forestal que afecta las sierras de Arteaga en Coahuila y Santiago en Nuevo León, desde el 16 de marzo del presente año.

Para llevar a cabo la estrategia fue acondicionado un avión King Air 350i con un sistema de aspersión, para sumarse al esfuerzo de las autoridades civiles y militares, en el combate a la deflagración.

Para generar lluvias y controlar incendios, Sedena bombardea nubes en Coahuila y NL

La aeronave, con personal de la Fuerza Aérea Mexicana y Técnicos de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, despegó de la Base Aérea Militar No. 14, en Apodaca (Nuevo León), y sobrevoló los municipios de Santiago Linares y Montemorelos.

El avión descargó 100 litros de yoduro de plata en solución de acetona que, al interactuar con las condiciones climatológicas derivadas del Frente Frío 47 generó lluvias en el área, lo que contribuyó a la sofocación del incendio.

Las condiciones meteorológicas del día 31 de marzo se prestaron para que el reactivo actuara, detonara la precipitación y sostuviera el aporte de humedad que permitió la extinción de las llamas aún con las condiciones de calor imperantes en el suelo y la atmósfera circundante por el tiempo suficiente para lograr el objetivo de apagar el fuego.

Esta innovación tecnológica es ciento por ciento mexicana, a través de un reactivo amigable con el medio ambiente, y altamente eficaz para el propósito buscado aún en las condiciones precarias de las nubes del desierto, como el de Baja California, el estado más seco del país en la temporada más seca de los últimos 10 años, y ahora ante nubes eventuales del estiaje en la plataforma continental de Coahuila y Nuevo León.

Cabe destacar que la Sedena ha desplegado 391 elementos militares, 28 vehículos y tres aeronaves para coadyuvar en la sofocación de este siniestro.

cog