Vacuna de la UNAM contra el coronavirus estará lista a mediados del próximo año Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Vacuna de la UNAM contra el coronavirus estará lista a mediados del próximo año

El fármaco lleva por nombre IIB-rP9 y es desarrollado en convenio con el grupo farmacéutico Neolpharma.

| Reuters

CIUDAD DE MÉXICO.- La investigadora Edda Sciutto Conde, del Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIBm) de la UNAM, informó que a mediados del próximo 2021, esa institución tendrá lista su candidata de vacuna contra covid-19, llamada IIB-rP9, que desarrollan en convenio con el grupo farmaceútico Neolpharma, así como con diversas instituciones académicas y hospitalarias, que está basada en una miniproteína de 65 aminoácidos.

“Con esta miniproteína estudiaremos la inmunogenicidad y la inocuidad, haciendo los estudios de fase clínica con la Uniprec de la UNAM para simultáneamente que se formule y se hagan las pruebas de estabilidad, hacer los ensayos de protección y si conseguimos la aprobación de la Cofepris, el plan es poder hacer simultáneamente los ensayos de protección con el desafío viral y comenzar la fase clínica 1, para poder según lo que estimamos, tener una vacuna disponible mexicana a mitad del próximo año”.

Durante el webinario “Contribuciones de la ciencia mexicana al control de la pandemia por covid-19”, organizado por la Academia Mexicana de Ciencias, Edda Sciutto explicó que Neolpharma produjo el gen sintético del virus, y ya lo está expresando en una plataforma en colli que ya tiene montada para la producción de productos biológicos para uso humano.

La investigadora detalló que entre los seis péptidos analizados a partir de la proteína Spike, encontraron unos de los péptidos que inducia una respuesta exacerbada, y evaluaron todas las condiciones que para inducir una respuesta inmune eficiente.

“Evaluamos dosis, la vía subcutánea, la vía intranasal, adyuvantes y finalmente encontramos que estas son las condiciones idóneas de la vacuna, por vía subcutánea, la vacuna induce en distintas cepas de ratones, una respuesta exacerbada de inmunoglobulina G específica, también induce una respuesta de memoria de células expresoras de interferón gama”.

Sciutto Conde destacó que en el desarrollo de la vacuna participan también investigadores de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias, el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, la Facultad de Ciencias de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, la Unidad de Investigación Preclínica de la Facultad de Química y la Udibi del IPN.

Mientras que en el protocolo clínico participarán el Hospital General de México, Instituto Nacional de Neurología y Cardiología, Instituto Nacional de Cardiología, Universidad Autónoma del Estado de Morelos, Instituto Nacional de Diagnóstico y Referencia (Indre) y el Centro de Investigaciones y de Estudios Avanzados.

“Estamos conscientes de que en el mundo hay numerosos desarrollos de vacunas, algunos muy avanzados por suerte, pero creemos que es importante que México contribuya en este esfuerzo mundial y asegure que tengamos disponibilidad de una vacuna en México”, subrayó la investigadora.

dezr