Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Viernes
Sábado
Domingo
Lunes
Martes
Miércoles
Jueves

Pronóstico en video

Las críticas de Trump sacuden ahora a la OTAN

El mandatario de EU incrementa la presión a sus socios militares para que aumenten a 4% su gasto en defensa. 

Las críticas de Trump sacuden ahora a la OTAN. | FOTO: REUTERS
MILENIO DIGITAL 

ESTADOS UNIDOS.- ?Una cumbre glaciar?. Así resumió Jean-Jacques Mével, del periódico francés Le Figaro, la primera de dos jornadas ayer de la 26 cumbre de la OTAN en Bruselas, donde el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aumentó la presión sobre sus aliados y los urgió a duplicar su compromiso en gasto militar nacional y alcanzar el 4 por ciento del PIB.

Una meta que hoy parece lejana, cuando solo ocho de los 29 países de la OTAN cumplen el objetivo marcado en 2014 en Gales de aproximarse a 2 por ciento del PIB de gasto militar nacional en una década, y ninguno llega a 4 por ciento.

Trump les reclamó también que deben compartir la carga y ?como mínimo? cumplir con sus obligaciones?, cuando EU, cuyo presupuesto militar alcanza 3.5 por ciento del PIB, contribuye a la OTAN con 22 por ciento del presupuesto total del organismo.

Según Mével, los responsables de la Organización del Tratado del Atlántico Norte habían maniobrado desde hace semanas para evitar un derrape de Donald Trump, habida cuenta de sus estallidos públicos que en junio torpedearon la cumbre del G7 en Quebec.

?Nada de declaraciones a la llegada, salvo las del sereno líder de la OTAN, el político noruego Jens Stoltenberg. Nada de celulares, tampoco de redes en torno de la gran mesa oval del Consejo Atlántico, a fin de prevenir tuits devastadores?, precisó el corresponsal. Sin embargo, fue ?tiempo perdido?, dice.

Y es que el magnate republicano arremetió contra los europeos y en especial contra la líder alemana, Angela Merkel, a la que reservó ?sus golpes más duros? acusándola de ?enriquecer a Rusia?. El punto de crispación es el gasoducto Nord Stream 2, que pretende duplicar de aquí a 2020 los suministros directos de gas a Alemania a partir de Rusia, vía el mar Báltico.

Y es que el gas, recuerda Le Figaro, contrario al sector petrolero, no fue tocado por las sanciones que la Unión Europea decretó en 2014 tras la intervención rusa en el este de Ucrania.

Con su puesta en servicio prevista para fines de 2019, el largo tubo de 1,225 kilómetros duplicará la capacidad de un primer gasoducto habilitado en 2012: 55 mil millones de metros cúbicos por año, es decir, la mitad del consumo alemán.

Así, dice Mével, ?la Casa Blanca abrió un tercer frente, después de haber acusado a Berlín de refugiarse tranquilamente bajo el paraguas del Pentágono y aumentar el colosal déficit comercial de EU por la fuerza de sus exportaciones industriales?.

La intención de Trump: ?abrir una brecha entre los europeos, divididos en el tema del gas ruso?. Para Mével, es posible que Trump busque ?desentenderse de cualquier complicidad con Vladímir Putin, a cinco días de su primera cumbre en Helsinki?.

En tanto, Merkel y el líder francés Emmanuel Macron ?tuvieron la ocasión de calmar al irascible presidente estadunidense y de salvar la cumbre durante las entrevistas bilaterales, aunque sin convencer realmente?, dice Le Figaro.

?Somos socios, somos buenos socios y deseamos continuar cooperando en el futuro?, zanjó una ?estoica? Merkel, aunque le hizo saber al jefe de la Casa Blanca que Berlín ?toma sus propias decisiones?. Los gastos militares de Alemania alcanzan apenas al 1.24 por ciento de su PIB.



mmr