Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Lunes
Martes
Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado
Domingo

Pronóstico en video

Niega la Casa Blanca problemas médicos de Trump

La vocera oficial, Sarah Huckabee Sanders, señaló que el presidente estadounidense se realizará sus chequeos médicos a principios de 2018.

Niega la Casa Blanca problemas médicos de Trump.| FOTO: REUTERS
MILENIO DIGITAL

WASHINGTON.- La Casa Blanca rechazó los rumores sobre la salud del presidente estadunidense, Donald Trump, al afirmar que no pronunció bien algunas palabras en un discurso reciente simplemente porque se le había secado la garganta.

La vocera oficial, Sarah Huckabee Sanders, respondió a las numerosas conjeturas mencionadas en internet afirmando que ?al presidente se le secó la garganta, no fue más que eso?.

En su discurso del miércoles, en que anunció que Estados Unidos reconocerá a Jerusalén como capital de Israel, fue evidente que Trump tenía dificultad en pronunciar algunas palabras, especialmente ?states? (estados en inglés).

El video se hizo viral en internet y arreciaron las conjeturas en las redes sociales sobre la salud del mandatario republicano, de 71 años de edad. Sanders añadió que Trump se hará sus chequeos médicos de rutina a comienzos del 2018 y que ?los resultados serán publicados?.

En otro momento de la rueda de prensa, la portavoz restó importancia a las acusaciones contra Trump de abuso sexual, que salieron a la luz durante la campaña electoral de 2016, a las que el senador Al Franken se refirió ayer durante su discurso de renuncia.

?El presidente respondió a esto durante la campaña, y creemos firmemente que el pueblo del país también respondió a ello cuando eligieron a Donald Trump como presidente?, afirmó Huckabee Sanders.

?Como mujer, yo misma nunca me he sentido tratada con nada que no sea el mayor nivel de respeto, y me he sentido empoderada para hacer mi trabajo?, aseguró.

Sanders trató así de minimizar la acusación que lanzó Franken al anunciar, en un discurso en el Senado, que renunciará a su cargo después de que ocho mujeres lo señalaran por acoso sexual y tras que la mayoría de sus colegas del Partido Demócrata, le pidiera dimitir.

?Soy consciente de que hay algo de ironía en el hecho de que yo me vaya, mientras que un hombre que ha alardeado delante de las cámaras sobre su historial de agresión sexual es quien se sienta en el Despacho Oval?, dijo Franken refiriéndose a Trump.

Al menos 16 mujeres han acusado en los últimos años a Trump de acoso u abuso sexual.



dezr