Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Martes
Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado
Domingo
Lunes

Pronóstico en video

La casa de Aramberri: A 85 años del crimen

Uno de los asesinatos más atroces en la historia de Monterrey es el ocurrido en el 1023 de la calle José Silverstre Aramberri, donde habitaba la familia Montemayor cuya madre e hija fueron asesinadas por dinero.

MARCELA PERALES

MONTERREY.- La escena de una recámara con dos camas. En una Antonia Lozano de 54 años y en otra su joven hija Florinda de 21, ambas masacradas con cuchillos.

Así encontró Don Delifino Montemayor a su esposa e hija, cuando regresó de trabajar.

Se trata de uno de los asesinatos más atroces en la historia de Monterrey que marcó el 1023 de la calle Josè Silverstre Aramberri, donde habitaba la familia Montemayor.

¿Quién podría cometer tan brutal masacre? Fueron personas de la misma sangre las que traicionaron la confianza de los Montemayor.

Junto con dos carniceros cómplices Gabriel Villarreal y Emeterio González, ingresaron a la vivienda, asesinaron a las damas y robaron 3 mil pesos en joyas de oro y plata que Don Delfino guardaba como parte de su herencia.

El pueblo exigía la ejecución de los culpables, ya confesos.

El 28 de abril se les aplicó la ley fuga y sus cuerpos se mostraron como trofeo sobre la Avenida Pino Suárez, según los escritores.

Don Delifino muere tiempo después ya con problemas de trastorno. 

85 años después los restos de la familia Montemayor aún permanecen en el panteón.

Un crimen jamás olvidado por los regiomontanos.


dat