Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Martes
Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado
Domingo
Lunes

Pronóstico en video

Alumnos de prepa toman clases en terreno baldío tras sismo

Más de 95 por ciento de la matrícula se encuentra activa desde hace ya doce días pese a las condiciones.

La escuela sufrió graves daños estructurales. | FOTO: MILENIO DIGITAL
MILENIO DIGITAL

ESPECIAL.- Alumnos de la Preparatoria Oficial No. 295, "Lucio Cabañas", toman clases en un terreno baldío ubicado en Av. Rio de los Remedios, cerca del Circuito Exterior Mexiquense, con el apoyo y supervisión de padres, profesores y administrativos, luego de que el edificio que rentaban quedara afectado por el terremoto del 19 de septiembre.

Desde el pasado 2 de octubre más de 400 alumnos autodenominados "Los olvidados de Neza" cambiaron sus aulas de concreto por carpas de fiesta adaptadas con pizarrones blancos y pupitres, pues según algunos padres de familia "la calle es más segura que el edificio donde estaba su colegio".

El subdirector de la institución pública, Marco Antonio Ramírez, señala que "desafortunadamente la escuela sufrió graves daños estructurales y aunque la verdad para nosotros sería más fácil no trabajar, no podemos ni queremos dejar a los chicos sin estudios, entonces, no importa si estamos en la calle o en donde sea, lo más importante es que ellos sigan estudiando".

Según datos proporcionados por el subdirector poco más de 95 por ciento de la matrícula se encuentra activa desde hace ya doce días (contando mañana) pese a las condiciones.

Remedio Torres, madre de un estudiante de tercer semestre, dice estar satisfecha con el nivel educativo de la preparatoria, antes ubicada en la calle Artesanías en el municipio de Nezahualcóyotl, y ve con buenos ojos que hayan decidido reanudar clases en las carpas.

"Yo quedé muy asustada con la tragedia que ocurrió en el Colegio Rébsamen y no voy a dejar que mi hijo regrese al predio donde estaba antes" apunta.

Según vecinos del campamento, la escuela provisional genera mayor seguridad y beneficios para todos pues "ha disminuido la oscuridad de la zona y la cantidad de desperdicios arrojados entre la hierba".

Además el refugio, de aproximadamente tres mil metros cuadrados, fue adaptado con cocina, dormitorios y baños. Cabe destacar que, para evitar que les roben sus pertenencias por las noches, los damnificados montaron casas de campaña que les permiten custodiar la zona las 24 horas del día.


pjt