Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Domingo
Lunes
Martes
Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado

Pronóstico en video

Reitera Casa Blanca que no habrá programa migratorio sin muro fronterizo

La vocera presidencial dijo que el presidente quiere una reforma migratoria "responsable", que resuelva la situación de los 'dreamers'.

FOTO: ESPECIAL
NOTIMEX

WASHINGTON.- La Casa Blanca reiteró hoy que cualquier propuesta legislativa para resolver la situación de los beneficiarios del programa DACA deberá retormar elementos de la agenda fronteriza del presidente Donald Trump, para tener apoyo de la administración.

?Nosotros hemos presentado cuáles deben ser los principios de una reforma migratoria, y estos deberán ser parte de cualquier paquete que incluya el DACA (Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia)", dijo la vocera presidencial Sarah Sanders en su primera rueda de prensa del año.

Explicó que el presidente quiere una reforma migratoria "responsable", que resuelva la situación de los beneficiarios del DACA, llamados "dreamers", ?y esperamos poder trabajar con miembros del Congreso para hacerlo?.

Sin embargo, el mandatario criticó este martes la postura de los demócratas, quienes siguen opuestos a aprobar la demanda de fondos para la construcción del muro, como exige Trump a cambio de apoyo para el DACA.

?Los demócratas no están haciendo nada por el DACA, sólo están interesados en la política. Los activistas del DACA y los hispanos se irán duro contra los demás (demócratas), empezarán a ?enamorarse? de los republicanos y su presidente. Nosotros estamos a favor de resultados?, dijo Trump.

Sanders dijo que el desahogo de la agenda migratoria, que también incluye suprimir la lotería de visas y la migración en cadena, ?es una gran prioridad para la administración en 2018?, e indicó: ?vamos a continuar trabajando con el Congreso para lograrlo?.

En octubre pasado, la Casa Blanca divulgó su lista de prioridades legislativas, que incluyen cambios para facilitar la deportación de niños migrantes centroamericanos, una ofensiva contra quienes rebasen los términos de su visa y más recursos para detenciones y deportaciones.

Trump anunció en esa oportunidad el fin del DACA, pero dio al Congreso un plazo de seis meses para encontrar una salida legislativa para la situación de casi 800 mil jóvenes indocumentados protegidos con este programa, 79 por ciento de los cuales son mexicanos.

Aunque inicialmente el liderazgo demócrata en el Congreso aceptó dar a Trump los fondos para incrementar la seguridad fronteriza, se ha rehusado a etiquetar recursos específicos para el muro, cuyos ocho prototipos están en la etapa final de evaluación.

A menos que demócratas y republicanos aprueben un acuerdo de alivio migratorio para los "dreamers", alrededor de 30 mil beneficiarios empezarán a ser elegibles a la deportación a partir del 5 de marzo próximo.


dat