Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado
Domingo
Lunes
Martes

Pronóstico en video

Aún muertos, los narcos mexicanos presumen su riqueza

El panteón Jardínes del Humaya, en Sinaloa, tiene residencias donde descansan los capos, hasta con sus camionetas dentro.

Loa narcotraficantes más famosos de México descansan en el jardín. | FOTO: AP
Las 'residencias' tienen áreas para festejos. | FOTO: REUTERS 
Desde 80 mil hasta un millón y medio de pesos cuestan los terrenos del Humaya. | FOTO: AP
Constantemente bandas sinaloenses amenizan las reuniones dentro del panteón. | FOTO: AP
Albañiles remodelan algunas de las tumbas. | FOTO: AP
Las fachadas son de modelo contemporáneo. | FOTO: REUTERS
Fotografías adornan las diferentes tumbas. | FOTO: REUTERS
Los capos son enterrados hasta con sus armas. | FOTO: REUTERS
Imágenes religiosas también se observan en el jardín. | FOTO: REUTERS
Aún muertos, los narcos mexicanos presumen su riqueza. | FOTO: ESPECIAL
En las tumbas hay hieleres repletas de cerveza. | FOTO: REUTERS
Antes de ser capturado, 'El Chapo' enviaba constantemente enormes arreglos florales. | FOTO: REUTERS
MULTIMEDIOS TELEVISIÓN | MAGALY MONSIVÁIS 

Sinaloa.- Aún después de muertos los narcotraficantes mexicanos muestran su riqueza y extravagancia.

El panteón Jardínes del Humaya, ubicado en Culiacán, Sinaloa, es el claro ejemplo que la fortuna que recolectan los capos les alcanza para la vida y la muerte.

'El Humaya' como le dicen los sinaloenses, además de alojar los restos de los narcotraficantes más poderosos de México, alberga grandes lujos, como si se tratara de un sector residencial.

Las edificaciones donde descansan los muertos cuentan con salas de descanso, balcones, bancas, cristales blindados, algunas con patios para reuniones y hasta forjas de oro.

En otros panteones de Culiacán sepultan hasta cinco cuerpos juntos, para no ocupar más espacios.

En las tumbas, que más bien son residencias se encuentran los objetos más preciados de los capos, como sus armas, joyas y camionetas.

Frecuentemente arriban al cementerio hombres armados y acompañados con bandas sinaloenses; vecinos aseguran que que durante la madrugada los visitantes tiran balazos al viento y se quedan hasta el amanecer bailando con mujeres, como si se tratara de un bar.

En otros panteones de Culiacan
Los narcos más sanguinarios descansan en el jardín. | FOTO: AP

Líderes criminales como Arturo Beltrán Leyva, 'El Jefe de Jefes', Ignacio 'El Nacho' Coronel, y 'El Chalo' Gonzalo Araujo, operador del Cártel de Sinaloa se encuentran sepultados dentro del lujoso panteón.

En vida 'El Jefe de Jefes' y Nacho Coronel fueron máximos enemigos, ambos peleaban el trasiego de droga dentro de Sinaloa; ahora sus tumbas están pegadas una a otra.

La esposa e hijos de Héctor Salazar, 'El Güero Palma' también descansan en el lujosos cementerio.

La familia del narcotráficante fue asesinada por órdenes de los Arellano Félix, como parte de una venganza por ganar la venta de droga en un territorio.

Arellano Félix
Constantemente hombres armados arriban al lugar. | FOTO: AP

El velador del lugar aseguró que con frecuencia el grupo de Nuevo León, Los Cadetes de Linares acude a cantar a los restos de la mujer y los dos pequeños.

Lamberto Quintero, quien se hizo famoso luego de que fuera asesinado y le compusieran corridos, también se encuentra en una de las lápidas del jardín

El día de su sepultura se desató un enfrentamiento contra el grupo contrario al que pertenecía.

Las paredes de las 'residencias' donde descansan los capos están rodeadas de hieleras con cerveza, fotografías al lado de sus avionetas y botellas de licor.

'El Chapo'
En las tumbas son colocadas fotos de los capos. | FOTO: AP

"Hay uno que, pues de plano, lo enterraron con todo y la troca", comentó el velador, quien asegura que ya está acostumbrado a ver ese tipo de acciones.

Antes de ser capturado, 'El Chapo' enviaba constantemente enormes arreglos florales a diversos capos que eran abatidos.

Un terreno de descanso en Jardínes del Humaya cuesta desde 80 mil hasta un millón y medio de pesos.