Abstinencia sexual hace a mujeres menos inteligentes y más agresivas Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

La abstinencia sexual hace a las mujeres MENOS inteligentes y MÁS agresivas; informa estudio

Especialistas han explicado cuales son las alteraciones que sufre el cuerpo cuando se vive en abstinencia.

La abstinencia sexual hace a las mujeres MENOS inteligentes y MÁS agresivas; informa estudio

Psicólogos han informado que en relación con el sexo, las personas generalmente se preguntan sobre los efectos que puede generar en su salud el hecho de no tener encuentro sexuales.

Recientemente, en un reportaje se ha resueto la duda, dando un resultado científico que explica que a mayor abstinencia hay menor inteligencia y más agresividad.

Si una persona es consciente de que no tiene actividad sexual y eso le preocupa, puede tener un efecto pernicioso.

Cuando se habla del cese de la actividad sexual, no por una causa voluntaria sino por algo que lo impide, hay estudios que abordan los efectos sobre la autoestima de la persona o la idea del autoconcepto, aumentando el estado de presión y ansiedad. Una persona que nunca ha tenido una actividad sexual sola o compartida no es tan consciente de lo que ocurre, y a lo mejor, si se cuida en otros aspectos, la falta de sexualidad no tiene por qué ser tan negativo. Pero una persona que en un momento determinado ha tenido sexualidad y la cesa o la deja, el perjuicio es mayor porque está consiente de esa ausencia, y la afectación psicológica se acaba traduciendo en otros procesos fisiológicos y orgánicos.
Francisca Molero, codirectora del Instituto de Serología de Barcelona

El estrés puede ser provocado por diversas condiciones, como la falta de sueño o las preocupaciones diarias, pero también se podría ver relacionado con la falta de sexo, según un estudio publicado en el 2005 en el cuál se detectó menores niveles de estrés entre quienes habían mantenido relaciones sexuales recientemente.

Es un estudio de 18 años, con revisiones bibliográficas e investigaciones cualitativas sobre 66 culturas en diferentes lugares del mundo, se demostró la relación entre le papel de la mujer, la salud sexual y su agresividad.

Las sociedades más agresivas son las más abstinentes o reprimidas. Toda cultura tiene necesidad de contacto. En las sociedades en donde lo femenino es lo prioritario y donde la figura del padre o marido no existe, como el pueblo Na de China, la moral sexual es flexible y la actividad es intensa, lo que suele coincidir con culturas pacíficas, mientas que culturas patriarcales como algunas tribus de Nueva Guinea, son más agresivas y a la vez tiene una moral sexual más reprimida.
Lucas. Autor de la tesis doctoral

Una investigación realizada en el 2013 señaló que una limitada actividad sexual podría traducirse en menos inteligencia, atendiendo al papel del sexo como incentivo de las neurogénesis (la creación de nuevas neuronas) y la mejora de la función cognitiva, gracias a que los encuentros sexuales pueden impulsar el crecimiento celular en el hipocampo, la región cerebral de la memoria a largo plazo.