Albañil destruye a martillazos baño que remodeló porque no le pagaron Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

VIDEO: Albañil destruye baño a martillazos porque no le pagaron su trabajo

La dueña de la casa asegura que si tenía pensado pagar, pero primero supervisaría el trabajo.

Todo trabajo cuesta y nunca falta quien quiera pasarse de listo. Tal fue el caso de un albañil, quien una vez finalizado su proyecto la dueña se negó a pagarle lo acordado.

4 mil dólares (aproximadamente 80,567 pesos mexicanos) fue lo que Terry Gregory, trabajador de la empresa Dream Home Remodels, había acordado con Amber Trucke que le cobraría por la remodelación de su baño completo, sin embargo ella no cumplió su trato.

A martillazos, Gregory decidió deshacer todo el trabajo que había realizado en el hogar luego de que le negaran su pago correspondiente. Todo quedó documentado en una grabación hecho por los vecinos.

TE RECOMENDAMOS: "Eres mexicano y eres ilegal", mujer ataca verbalmente a hombre en EEUU

Trabajamos en esto por semanas, miles de dólares en esto
dice el hombre.

El vecino que graba la situación le dice: “Solo te pido que te detengas, esta casa no es tuya como para que la destruyas”, a lo que el albañil contesta: “¿Alguien me va a pagar?”, y asegura que “ningún contratista en el estado de Colorado va a arreglar eso cuando se enteren que yo lo retiré porque tú te negaste a pagarme. Nadie”.

Poco después, Terry Gregory, su esposa y su compañero de trabajo Jordan Cazares dejaron la casa.

La dueña da su versión

Amber Trucke, la dueña de la casa, utilizó su cuenta de Facebook para aclarar la situación y reveló que ya le había pagado a los trabajadores 3,330 dólares (67,072 pesos) y que les debía 755 (15,217 aproximadamente).

Cazares le había pedido a Trucke vía internet que les pagara, sin embargo ella dijo que primero quería revisar el trabajo. Además, según la propietaria de la casa, hacía falta que le trajeran una regadera por la que ya había pagado.

23 horas después, el sábado 18, Terry Gregory y Jordan Cazares fueron a la casa de Truke mientras ella se encontraba en su trabajo. Los recibió una persona que vive con ella.

“Eso es todo. 23 horas. No les pagué en 23 horas (yo nunca dije por escrito o por ningún otro medio de que yo no les iba a pagar), ellos llegaron como delincuentes y destruyeron mi propiedad”, escribió la mujer en sus redes sociales.

Trucke asegura tener todos los recibos y comprobantes que avalan su versión de los hechos. Mientras tanto, Dream Home Remodels dio de baja tanto su página de Facebook como su sitio en internet.