Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Así tendrías mayores probabilidades de sobrevivir la caída de un ascensor

No es sorpresa en estos últimos tiempos ver noticias relacionadas a accidentes en ascensores. Sin embargo, ninguno es tan terrorífico como el hecho de quedarse atrapado y después comience a descender rápidamente hasta llegar al suelo.

Foto: Biobiochile

Utilizar este tipo de sistema de transporte vertical es de uso común y diario, sobre todo en edificios importantes con gran cantidad de pies de altura, y por esta razón debemos plantearnos si existe una posibilidad de resultar ilesos de ese tipo de caídas.

Si bien no existe técnica que garantice permanecer con vida, si existen estrategias o medidas que podrían suavizar el golpe, evitando lesiones de gravedad o la muerte. Muchos consideran que saltar justo antes del impacto es una buena idea, pero un artículo del sitio INSH califican la idea como ‘pésima’.

Se requiere de una precisión exacta y milimétrica para disminuir significativamente la velocidad de tu caída, pero aseguran las posibilidades de lograrlo son extremadamente bajas. Incluso, es más probable golpearse la cabeza contra el techo y agravar las heridas con un peor aterrizaje. Tampoco se recomienda pararse con las rodillas dobladas para absorber el impacto.

Al momento del impacto, la gravedad hará que tu cuerpo parezca más pesado de lo normal. Incluso, tu cabeza parecerá demasiado pesada para tu cuello y el riesgo de fractura ósea será alto. Por eso, lo que recomiendan es recostarse boca arriba, y asegurando cubrir la cabeza. De esa forma, se distribuirá la fuerza del impacto en todo tu cuerpo.

Foto: Biobiochile

Además, científicos del portal Live Science concuerdan en que esta posición orienta la columna vertebral y los huesos largos perpendiculares a la dirección del impacto, protegiéndolos mejor al daño.

Sin embargo, aun cuando se trate del método más aconsejable, los expertos aclaran de que de igual manera habrá riesgos. “Siempre existe la posibilidad de que, sin importar qué tan bien amortigües el impacto, algo más te haga daño. Por ejemplo, la cabina del ascensor podría destruirse en el impacto, transformando el piso en una zona de empalamiento, laceración y escombros aplastantes”, señalan.

Y para no alarmarse tanto, hay que destacar que estadísticamente los ascensores son muy seguros, siempre y cuando sus mecanismos funcionen correctamente. Normalmente, los accidentes relacionados a este medio de transporte ocurren durante su construcción o mantenimiento.

Según estadísticas existe un .00000015% de sufrir un accidente de este tipo en elevadores y menciona el diario estadounidense Los Angeles Times, que los ascensores están equipados con sistema de frenado automático respaldado por frenos electromagnéticos. Además, en la parte inferior del eje hay un sistema de amortiguadores de servicio pesado diseñado para salvar a los pasajeros por si todo el sistema falla.

Foto: Biobiochile