Avientan al novio en su boda y lo dejan con daño vertebral tras caída Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Avientan al novio en su boda, lo dejan caer y termina con daño vertebral

Definitivamente la boda de un joven no terminó como deseaba pues después de que sus amigos lo cargaran para celebrar el momento lo dejaron caer provocándole fuerte daño físico.

Liviu Filimon es un hombre originario de Rumania, quien para celebrar su boda decidió realizar junto a su pareja una gran fiesta para disfrutar en compañía de todos sus seres queridos. Sin embargo lo que se supondría sería un día perfecto y de los más felices de su vida terminó en un verdadero desastre.

De acuerdo con lo que se ha comentado en diversos medios, los amigos del novio decidieron realizar lo que seguramente seria una tradición en toda boda en el mundo, cargarlo y aventaron por los aires en repetidas ocasiones para celebrar, pero como suelo suceder en este tipo de casos, además de provablemente el calor de los tragos, los amigos no midieron bien la caída del recién esposo haciéndolo terminar en el piso.

Gracias al video que grabó alguna invitada de la boda, podemos ver que Liviu cayó de más o menos unos dos metros de altura. El impacto fue tan grande que terminó con dos golpes bastante fuertes en las vértebras, por lo que tuvo que ser hospitalizado rápidamente en uno de los días más importantes de su vida. Sin embargo, al llegar al lugar donde lo atendieron, los doctores se dieron cuenta de que el golpe resultaría aún más grave de lo que se creía.

Los amigos podrian resultar demandado

Lamentablemente, tras el accidente, el novio perdió la movilidad de sus piernas de forma temporal. Afortunadamente su reacción ante la caída fue rápida y no pasó a mayores y recuperó en minutos la movilidad.

El video de este momento le dio la vuelta al mundo y muchos comentaron que al parecer por lo que se ve en las imágenes, los amigos no tenían la intención de cacharlo.

Luego de que esta situación se hiciera conocida en Rumania, un medio local entrevistó a Liviu, quien contó que luego de tirarlo en su boda, los sujetos a los que llamaba ‘sus cuates’ no solo le arruinaron uno de los días más felices de su vida, sino que ninguno se preocupó por su estado de salud cuando lo hospitalizaron. Decepcionado y triste, el hombre está considerando la posibilidad de emprender acciones legales en contra de quienes provocaron su accidente.