Colombia. Muere niña al caerle figura del Sagrado Corazón de 150 kilos Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Muere niña tras caerle encima una figura del Sagrado Corazón de 150 kilos

Su padre intentó mover la figura, sin embargo el peso le impidió y requirió ayuda de vecinos.

Vaya tragedia que vive una familia tras la muerte de una de sus integrantes, una pequeña de 5 años que murió tras caerle una figura del Sagrado Corazón que pesa 150 kilos.

La pequeña se encontraba junto a su hermano jugando en una plaza de Barranquilla, Colombia, mientras que su mamá, quien los supervisaba, a su vez atendía una llamada teléfonica.

Testigos del hecho aseguran que, en un instante determinado, la niña trató de abrazar la estatua, pero esta no estaba fijada en el suelo y cayó encima de ella, rompiéndose en el acto y dejándola con heridas de gravedad.

TE RECOMENDAMOS:

Tras los hechos, el padre arribó al lugar y una vez allí el hombre intentó mover la figura de yeso, pero le fue imposible, debido a que pesaba más de 150 kilos.

Escuché los gritos de los vecinos que le había pasado algo a una niña. Yo me asomo y veo a mi esposa desesperada. Llego al sitio y cuando llego había una imagen de mármol encima de mi hija
Mencionó el padre de la menor.

“Eso fue cerquita de mi casa, como a 20 metros. Llegué y mi hija estaba debajo de la estatua. La intenté mover y nada, entonces los vecinos me ayudaron y pudimos mover”, agregó.

Rafael Vaca, uno de los concejales de la ciudad y vecino de la zona, sostuvo que la figura llevaba seis meses en el lugar, agregando que nadie sabía cómo había llegado hasta allí.

“Esa figura no estaba fija, solo había sido puesta y lamentablemente ocurrió esta tragedia”, sentenció.

Tras el suceso se dio a conocer que la familia era de ascendencia venezolana y habían llegado a Colombia hace algunos años.

“Me la traje de dos meses de nacida y lo hice para que no pasara necesidad y para tenerla bien aquí. Ahora sus hermanitos la esperan y me preguntan que cuándo regresará”, concluyó el padre.