Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Comer carne acelera el calentamiento global: ONU

La ONU aboga por un cambio global hacia el consumo de más alimentos a base de plantas, ya que esto reduciría las emisiones de gases de efecto invernadero.

El rápido aumento de temperaturas derivado del calentamiento global exige tomar medidas relacionadas con un cambio en la dieta global de la Humanidad, básicamente reduciendo el consumo de carne.

Las temperaturas del aire sobre la tierra han aumentado 1.5 grados centígrados desde la era preindustrial, el doble que el aumento del promedio mundial que también incluye los océanos, avisa el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) en un estudio presentado este jueves en Ginebra .

Titulado Cambio climático y Tierra, los científicos del panel de la ONU advierten en este informe que el mundo enfrenta un alto riesgo de sequía, incendios forestales, descongelación del permafrost y suministros de alimentos inestables.

"Se prevé que los riesgos ... serán cada vez más severos con el aumento de las temperaturas", dijo el informe del IPCC.

La agricultura, la silvicultura y otros usos humanos de la tierra representan actualmente el 23 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero producidas por el hombre, según el IPCC.

El IPCC aboga por un cambio global hacia el consumo de más alimentos a base de plantas y menos carne, y señala que esto reduciría las emisiones de gases de efecto invernadero del ganado y liberaría la tierra para usos más sostenibles.

El panel también pidió esfuerzos para frenar la pérdida y el desperdicio de alimentos comestibles, que se estima que representan al menos el ocho por ciento de los gases de efecto invernadero producidos por el hombre.

Además, el IPCC dijo que los agricultores locales, las comunidades y los grupos indígenas deberían involucrarse en una mejor gestión sostenible de sus tierras, incluidos los métodos para utilizar la materia orgánica para aumentar el contenido de carbono del suelo.

Sin embargo, el informe advirtió que la tierra y el suelo tienen una capacidad limitada para actuar como los llamados sumideros de carbono, porque lleva años volver a cultivar los bosques, por ejemplo, y porque estos bosques corren el riesgo de ser talados por las generaciones futuras. .

El IPCC advirtió en octubre pasado que limitar el calentamiento global a un aumento de temperatura promedio de 1.5 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales solo es posible con "cambios rápidos, de largo alcance y sin precedentes".