Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

El tiempo se está acabando. 18 meses para frenar el calentamiento global

La crisis mundial existente respeto a las temperaturas globales está presente desde viejos tiempo, se estimaba que solo contábamos con “12 años para salvar el planeta”.

Ahora parece que el tiempo nos está ganando, siendo cada día más crítica la situación, habiendo un consenso cada vez mayor de que los próximos 18 meses serán decisivos para re direccionar el rumbo del planeta.

Foto: Parablo Studio/Shutterstock

Durante en 2018, el IPCC (Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático) informó que era necesario reducir un 45% las emisiones de dióxido de carbono para el 2030; para mantener el aumento de las temperaturas globales por debajo de 1.5C este siglo. Actualmente las cifras han cambiado y los observadores reconocer que las acciones para permitir que se produzcan los recortes en el carbono tendrán que suceder antes de finales del próximo año.

"La matemática climática es brutalmente clara: si bien el mundo no puede ser curado en los próximos años, puede ser fatalmente herido por negligencia hasta 2020", dijo Hans Joachim Schellnhuber, fundador y ahora director emérito del Potsdam Climate Institute.

La sensación de que el final del próximo año es la última oportunidad para el cambio climático es cada vez más clara.

En el 2015, se firmó un acuerdo mundial sobre el clima en París, donde los negociadores se han consumido discutiendo sobre el reglamento del pacto. Pero según los términos del acuerdo, los países también han prometido mejoras sus planes de reducción de carbono.

"Creo firmemente que los próximos 18 meses decidirán nuestra capacidad para mantener el cambio climático a niveles de supervivencia y restaurar la naturaleza al equilibrio que necesitamos para nuestra supervivencia", dijo el Príncipe Carlos, hablando en una recepción para los ministros de Asuntos Exteriores de la Commonwealth recientemente.

El Príncipe estaba anticipando una serie de reuniones críticas de la ONU que se realizarán entre ahora y finales de 2020.

Los planes actuales no son lo suficientemente fuertes como para mantener las temperaturas por debajo del llamado límite seguro. En este momento, nos dirigimos hacia 3C de calefacción para 2100, no 1.5.

Dado que los países suelen definir sus planes en plazos de cinco y 10 años, si se debe alcanzar el objetivo de reducción de carbono del 45% para 2030, entonces los planes realmente deben estar sobre la mesa para fines de 2020.

Foto: GETTY IMAGES

Razones que podrían frenar estos avances

EE.UU. podría retirarse del acuerdo de París durante la probable COP del Reino Unido en 2020. Dejando un vacío importante como país primer mundista. Pero si Donald Trump no prevalece en las elecciones presidenciales, esa posición podría cambiar, y es probable que un vencedor demócrata revierta la decisión. Cualquiera de los pasos podría tener enormes consecuencias para la lucha climática.

Sorpresivamente, existen varios países que parecen dispuestos a frenar el progreso. Durante diciembre del año pasado, Estados Unidos, Arabia Saudita, Kuwait y Rusia bloquearon el informe especial del IPCC sobre la reducción a 1.5C de las conversaciones de la ONU.

Para molestias de pequeños estados insulares y las naciones en desarrollo, Arabia Saudita nuevamente se retiró de las negociaciones de la ONU, hace apenas unas semanas en Bonn.

Habrá una presión significativa sobre el país anfitrión para garantizar un progreso sustancial. Pero si hay una agitación política en curso en torno al Brexit, entonces el gobierno puede no tener el ancho de banda para resolver los múltiples desafíos globales que presenta el cambio climático.

Foto: AGENCIA ANADOLU

Si bien las decisiones tomadas sobre el cambio climático en el próximo año más o menos serán críticas, hay una serie de otras reuniones clave sobre el medio ambiente que darán forma a la naturaleza para preservar especies y proteger nuestros océanos en las próximas décadas.

A principios de este año, un importante estudio sobre las pérdidas que se sienten en todo el mundo natural como resultado de impactos humanos más amplios causó un gran revuelo entre los gobiernos.

El informe de IPBES mostró que se podrían perder hasta un millón de especies en las próximas décadas.

Para abordar esto, los gobiernos se reunirán en China el próximo año para tratar de llegar a un acuerdo que proteja a las criaturas de todo tipo.

El Convenio sobre la Diversidad Bilógica, es el organismo de la ONU encargado de elaborar un plan para proteger la naturaleza hasta 2030.

Si todo esto sucede, el mundo podría tener una gran posibilidad de preservar nuestro medio ambiente natural.

Pero los desafíos son enormes, la participación política es irregular.

Fuente: Internet