Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Exitoso banquero estadounidense modificó su cuerpo para "ser un reptil"

Casos extraordinarios se presentan en el mundo y muchas historias tienen que ver con la apariencia física de las personas. Uno que llamó particularmente la atención fue el del estadounidense Richard Hernández, un importante banquero que decidió transformar su cuerpo para siempre.

Fuente: Biobiochile / Daily Mail

Como relata el diario inglés Daily Mail, Hernández se sometió a una serie de operaciones para convertirse en un reptil transgénero, una subespecie que asegura se siente mejor consigo mismo tanto física como espiritualmente.

Ahora conocido como Tiamat Legion Medusa, sufrió castración química, extracción de las orejas, división de lengua y se implantó 18 cuernos por toda su cabeza. Su decisión fue tomaba después de conocer su diagnóstico positivo de SIDA y temor a la muerte.

“Estoy en el proceso de no tener género, así que prefiero que las personas se dirijan a mí sin pronombres. Mi mayor preferencia es simplemente ser llamado como “eso”, al igual que mi especie, las serpientes”, asegura.

Su afición por los reptiles comenzó desde su infancia. Sufrió el abandono de sus padres junto a sus dos hermanos. En aquel entonces, asegura haber sentido simpatía por una serpiente de cascabel de diamante que habitaba en el estado de Texas.

“Mis padres me empujaron fuera del auto para dejarme en el medio del bosque, en la noche, en el corazón del sur de Texas como basura no deseada, justo ahí escuché el sonajero venenoso de las serpientes. Fue como una señal”, recuerda.

Fueron sus abuelos maternos quienes lo rescataron y criaron hasta los 18 años, pero asegura que esa etapa tampoco fue fácil, pues sufría castigos constantemente por sus errores.

Fuente: biobiochile / Daily Mail

“Mi abuelo, tristemente, continuaría abusándome verbalmente, emocionalmente y físicamente; todo porque él odiaba a mi padre y yo justo recibí su nombre y éramos parecidos”, agregó.

Al cumplir 18 años se mudó a la ciudad de Houston e ingresó a trabajar como asistente al banco de inversiones JP Morgan Chase. Su esfuerzo lo llevó a un gran ascenso hasta convertirse en vicepresidente de la compañía para la ciudad.

“Durante mi trabajo de 15 años, ascendí hasta convertirme en vicepresidente bancario y gerente de clientes en la división corporativa. Ahí administré una cartera diversa de clientes para el banco, incluidos los diez más importantes”, indicó.

Sin embargo, la vida le dio un duro golpe en 1997 cuando fue diagnosticado con VIH. A su juicio, eso “era considerado como una sentencia de muerte en ese tiempo. Temí que iba a morir”.

“Como pensé que iba a morir, comencé a modificar mi cuerpo porque sentía que estaba en una carrera contra el tiempo”, afirmó. No obstante, siguió bajo tratamiento y supervisión médica y actualmente su condición está considerada como indetectable.

Fuente: biobiochile / Daily Mail

Su cambio corporal comenzó a través de hormonas que facilitaron el crecimiento de sus senos hasta alcanzar 38B de talla. Después se sometió a una extracción de próstata y castración química. Paulatinamente, fue modificando sus rasgos faciales, quitándose las dos orejas, extirpando la nariz e implantando 18 cuernos en el cráneo.

El ex ejecutivo de banco pasó a quitarse los dientes y únicamente cuenta con seis piezas, además dividió su lengua en dos, se cambió el color de ojos a verde y añadió tatuajes por diversas partes de su cuerpo.

“Mi objetivo y misión es romper el ‘binario de género’ y ser una inspiración para otros. Quiero que compartan mi historia de no tener género”, concluyó. El protagonista del extravagante caso espera que su transformación esté completa en el año 2025.

Fuente: biobiochile / Daily Mail