Fortnite. Estudian primer caso de menor hospitalizado por adicción Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Fortnite: Estudian el primer caso clínico en el mundo de un adolescente hospitalizado por adicción

¡Una problemática real!

Médicos e investigadores de Castellón, España, publicaron el primer caso clínico conocido en el mundo de un adolescente, un menor, que tuvo que permanecer dos meses hospitalizado por una grave adicción al videojuego Fortnite.

El niño mostró rechazo a las interacciones sociales, resistencia a acudir a los servicios de salud y poco interés por su entorno.

Estos fueron los síntomas que alarmaron a la familia, según ha explicado en un comunicado la Universitat Jaume I (UJI) de Castellón. Luego encontraron que presentaba alteraciones en el desempeño de las actividades básicas de la vida diaria como en el ritmo del sueño.

“Era un menor con un rendimiento académico previo muy alto. La familia había observado desde principios de año un mayor ausentismo escolar ”, explicaron los científicos.

Luego de ser evaluados, los profesionales manifestaron que la adicción a los videojuegos actuó como compensación por la intensa angustia por la pérdida de un familiar y por la ansiedad derivada del aumento del nivel de exigencia en el contexto educativo.

Tratamiento para la adicción a Fortnite

Los investigadores destacaron dos aspectos potencialmente adictivos de Fornite: la imposición de fechas límite para enfrentar los desafíos de cada temporada y no perder el progreso, y el acceso a plataformas de transmisión en vivo que muestran a las personas jugando mientras discuten sus estrategias.

El tratamiento adoptado tuvo un enfoque multidisciplinar intensivo, desde un enfoque cognitivo-conductual.

“Trabajamos tanto con el paciente como con su familia y, al mismo tiempo, implementamos estrategias de intervención como reestructuración cognitiva, desarrollo de habilidades personales, manejo de contingencias y establecimiento de pautas en el día a día”, detalla el informe.

Al finalizar el tratamiento, el paciente pudo comprender “las repercusiones negativas que estaba teniendo el uso del videojuego” en su vida diaria. “Le permitió abordar el duelo por la muerte de su familiar y comprender cómo el uso del juego le sirvió de refugio a su malestar emocional”, comentan los investigadores.

Los resultados mostraron una disminución significativa en el uso de pantallas -en una primera fase después de la hospitalización, con supervisión-, así como una mejora en el funcionamiento social del paciente.

Trastorno de los videojuegos

La adicción a Internet se propuso como un “trastorno de conducta” en 1995 y en 2010 se definió como “la pérdida de control que genera la aparición de conductas adversas”.

La OMS también incluyó el trastorno en 2018 por videojuego entre las enfermedades mentales. Los especialistas no consideran que los videojuegos supongan un problema en sí mismos, más bien, su uso adecuado puede tener beneficios en el ámbito educativo y social e incluso puede ser terapéutico para algunos trastornos.

Sin embargo, los profesionales consideran que existen indicadores de abuso en el consumo de videojuegos: retraimiento social, bajo rendimiento académico, existencia de problemas psicopatológicos (depresión, personalidad perfeccionista u obsesiva) y problemas socio-familiares, escaso control parental o estresores externos) .