Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

La trágica muerte de Grace Millane, la joven fue estrangulada por hombre que conoció en Tinder

Foto: Facebook / Grace Millane

El caso de Grace Millane, la joven británica que fue asesinada por un hombre que conoció en Tinder, sigue abierto. Se asegura que el presunto asesino, cometió el crimen y después vio pornografía violenta y acudió a otra cita mientras el cadáver de la chica seguía en su departamento.

La joven de 22 años, originaria de Essex, viajaba constantemente por el mundo, pero se dejó de saber de ella en Auckland, Nueva Zelanda, justo en las primeras horas de su cumpleaños. La chica fue vista por última vez en diciembre de 2018.

El presunto criminal, de nombre no revelado por razones legales, asegura que Grace le pidió que la asfixiara y señaló que la muerte fue accidental. Sin embargo, fiscales argumentaron que la muerte de Grace fue homicidio.

Foto: AP

Ante la Corte, se puede ver a David y Gillian, padres de la chica, totalmente devastados. El fiscal Robin McCoubrey presentó pruebas de que la joven fue estrangulada hasta que sangró por la nariz. El padre escurrió lágrimas por el rostro cuando escuchó en el tribunal que el cuerpo de su hija fue encontrado en posición fetal dentro de una maleta.

La autoridad dijo que el presunto homicida, de 27 años de edad, intentó deshacerse del cuerpo durante una hora, posteriormente observó porno violento en su teléfono y tomó una serie de fotografías de los genitales de la joven. Al siguiente día adquirió la maleta, metió el cuerpo de Grace y la enterró en un bosque.

En el historial de navegación del acusado aparecen búsquedas como “rigor mortis”, “bolsas de lona con ruedas”, “pájaros que comen carne”, “hay buitres en Nueva Zelanda”, todo en relación a la forma de liberarse del cuerpo.

El fiscal detalló que el acusado rentó un automóvil y equipo de limpieza para remover los rastros de la sangre que derramó Grace en su alfombra. De igual forma, el jurado escuchó que el tipo tuvo una cita con otra mujer que también conoció en la aplicación, justo el día de la muerte de Grace.

La defensa del acusado expuso que, a pesar de no culpar a Grace de su propia muerte, considera que fue un accidente y no un homicidio, ya que ‘el acto diseñado para aumentar su placer sexual salió mal y ella murió como resultado de eso’.

Entre otros detalles platicados en la Corte, se tienen pruebas de que Grace conoció al hombre acusado en un bar de Auckland, incluso alcanzó a enviar mensajes a una de sus amigas para notificarle como iba evolucionando la cita.

El detenido se ha contradicho en sus declaraciones, pues al principio comentó a la Policía que se había separado de la chica antes de llegar en su departamento, pero cuando aparecieron pruebas donde se observa a ambos juntos en el hotel City Life, donde él vivía, cambió los hechos. El acusado niega haber cometido homicidio y el juicio sigue su curso.