Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Le niegan tres veces la prueba a hombre de 74 años y termina muriendo por coronavirus

Los médicos consideraron que no presentaba síntomas suficientes para efectuar el análisis.

Foto: Facebook

Un ciudadano de Kansas, Estados Unidos de 74 años de edad perdió la vida el pasado sábado por coronavirus, después de que equipos de médicos le negaron en tres ocasiones la prueba de la enfermedad, argumentando que no presentaba síntomas suficientes, según informa el diario New York Post.

Se trata de Dennis Wilson, un ex profesor y supervisor escolar que enfermó el pasado 12 de marzo, padeciendo síntomas de resfriado y buscó atención médica en una clínica. A pesar de las molestias, los doctores únicamente le pidieron volver a casa y guardar reposo, relata su viuda, Joanna a través de Facebook.

El hombre acudió a otro centro médico al día siguiente, sin embargo, fue enviado a casa nuevamente tras dar negativo en pruebas de gripe tipo A y B.

Fue hasta el 15 de marzo que Dennis experimentó dificultad respiratorio y una vez más acudió al hospital, y mediante un examen se reveló que padecía neumonía, relata Joanna. Además, señaló que el médico sospechó que era un caso de Covid-19, pero consideró que los síntomas no eran suficientes para realizarle la prueba.

Un día después su estado empeoró a tal punto que fue internado en cuidados intensivos y finalmente le hicieron la prueba y resultó ser positiva. Tras perder a su marido, Joanna compartió su dolor en redes sociales.

"La batalla ha terminado. Estoy absolutamente devastada", escribió la viuda. Y continuó: "Entré en mi casa sabiendo con seguridad que él jamás volverá a cruzar esa puerta. Y ahora comienzo una nueva cuarentena total, y pienso qué tipo de funeral puedo planear desde casa, sabiendo que podría no suceder durante un largo tiempo. Tengo la obligación de desinfectar nuestra casa y pertenencias del covid-19, algo que no estoy segura de cómo hacerlo, ni tengo la energía necesaria para ello", escribió.

Con información de The New York Post

UM