Madre le hace creer que padece múltiples enfermedades y ella la mata  Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Madre le hace creer que padece múltiples enfermedades y ella la mata

La historia de Gypsy Blanchard y "Dee Dee" le ha dado la vuelta al mundo.

Tras pasar la mayor parte de su vida creyendo que sufría múltiples enfermedades, una joven se da cuenta del engaño en el que vivió por culpa de su madre.

Postrada en una silla de ruedas, al creer padecía de discapacidad física y mental, Gypsi Blanchard fue sometida a tratamientos que erradicaran su leucemia, distrofia muscular, convulsiones y asma.

Clauddine "Dee Dee" Blanchard, madre de la "menor" confesó a sus amigos y familia que su hija tenía la mente de una niña de 7 años, a sus 24.

Para evitar ser descubierta, Dee Dee educó en casa a Gypsi, controlaba su uso de Internet y pocas veces le permitía interctuar con el mundo exterior.

El 14 de junio de 2015, una publicación en la cuenta llamó la atención de sus amigos: "¡Esa perra está muerta!", se leía. Cuando los amigos empezaron a responder apareció otro mensaje: "He acuchillado a esa cerda gorda y he violado a su inocente y dulce hija. Sus gritos eran muy… fuertes JAJAJAJA"

Ante el alarmante mensaje, vecinos acudieron al domicilio en compañía de la policía, quien encontró el cuerpo de la madre boca abajo con 17 puñaladas en la espalda.

Cuando los investigadores arrestaron a Gypsy, que tenía 24 años, y a su novio cibernético, Nicholas Godejohn, en Big Bend (Wisconsin), en relación con el asesinato, fue solo la primera sacudida desorientadora. La policía pronto reveló que Gypsy estaba perfectamente saludable. Ella podía caminar y nunca tuvo cáncer. Sus dolencias habían sido producto de la imaginación de Dee Dee, un caso raro de posible síndrome de Munchausen por poder, una condición mental en la que un padre injerta enfermedades ficticias en un niño.

En junio de 2016, Gypsy se declaró culpable de asesinato en segundo grado. Tuvo una sentencia de diez años. Los temas involucrados en el caso, como la supuesta enfermedad mental, la ficción que envolvía a madre e hija, el romance online y un asesinato sangriento, tuvieron una gran atención mediática en torno al arresto de Gypsy.

En el 2018, el juicio por homicidio en primer grado de Godejohn, en ese entonces novio de Gypsy, dio inició en un tribunal de Missouri. En una declaración, el abogado de Godejohn argumentó que su cliente es autista y, por lo tanto, no puede tramar un plan de asesinato por su cuenta, manteniendo así a su postura de ser Gypsy la verdadera culpable.

"Toda la planificación la hizo ella. Toda. Ella es la mente maestra de todo esto", declaró a ABC en el programa 20/20.

En el juicio, el abogado de Godejohn argumentó que el joven era simplemente un instrumento más en el espantoso plan de escape de Gypsy.

"Nick estaba feliz de hacer lo que Gypsy quería. Siempre fue obediente", comentó su abogado.

Gypsy, que cumple una sentencia de diez años, no está de acuerdo con eso.

"Hay una gran diferencia entre alguien que le pide a otra persona que mate a un tercero, y alguien que realmente lo hace", dijo a 20/20. "Nunca mataría a alguien. Nunca lo haría físicamente".