Muere mujer que recibió transplante de pulmones infectados de COVID-19  Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Muere mujer que recibió transplante de pulmones infectados de COVID-19

De manera lamentable la mujer perdió la vida a los 61 años.

Lo que podría ser una esperanza de vida terminó en tragedia, luego de que una mujer recibiera un transplante de pulmones, que aparentemente mejorarían su calidad de vida, sin embargo estos estaban infectados de COVID-19.

Realizarse una prueba PCR, considerada como la más efectiva, es de vital importancia, sin embargo, también es importante acudir a este "análisis" en el momento adecuado.

Y es que de nada sirve, acudir a esta prueba un día después de un contacto estrecho o un test antígenos aislado a una persona sin síntomas, pues en muchos escenarios, podría salir negativo y poco después recurrir a una segunda o tercer prueba que posiblemente den positivo.

Tal fue el caso que ocurió en Estados Unidos, luego de que un joven perdiera la vida en un accidente automóvilistico y su familia decidiera donar sus órganos para salvar a otros.

TE RECOMENDAMOS:

Aunque el gesto fue sumamente generoso, las situaciones de la vida se tornaron complicadas y desastrozas poco después.

En la historia compartida por American Journal of Transplantation, detalla que la mujer receptora padecía de una enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Dada la gravedad de su salud y el daño irreversible, la única solución posible era un transplante de pulomes. Tras la muerte del donante, quien no había referido ningún síntoma de coronavirus antes de su fallecimiento, se decidió realizar una PCR a una muestra extraída por hisopado nasofaríngeo a su llegad al hospital. Esta es la típica en la que se introduce el hisopo hasta el fondo de la nariz. No se obtuvo muestra de las vías respiratorias inferiores o, lo que es lo mismo, introduciéndolo por la boca.

Y aunque la prueba resultó negativa y la cirugía "fue un éxito", días despúes vinieron las complicaciones, la receptora experimentó una disminución de su índice cardíaco. Esta es una medida utilizada para evaluar el rendimiento del corazón, por lo que estaba claro que el órgano no estaba funcionando correctamente. Al día siguiente de este resultado, también comenzó a tener fiebre. Para descartar COVID-19, se le realizó una PCR, que resultó dar positivo.

En el caso del sanitario la enfermedad cursó leve y se resolvió en pocos días. Sin embargo, la mujer había recibido un tratamiento inmunosupresor, como viene siendo habitual antes de un trasplante, y no tenía un sistema inmunitario preparado para combatir el virus. Por eso, terminó falleciendo 61 días después del trasplante a causa de un fallo multiorgánico y dificultad respiratoria.

No fue la única contagiada, pues el médico que realizó la intervención también resultó positivo a covid-19.

EXPERTOS

Con esto, los expertos exhortar a los futuros pacientes a recibir un transplante que no rechacen su cirugía por "miedo", sino que realicen los análisis pertinentes para corroborar que todo está en orden. De ser necesario repetir las pruebas, pedir una segunda o tercera.