Mujer detenida por acusar falsamente a pareja latina de secuestro Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Mamá influencer podría enfrentar seis meses de prisión por difamar de secuestradores a una pareja latina

Actualmente la implicada enfrenta hasta seis meses tras las rejas.

Mamá fluencer podría enfrentar seis meses de prisión por difamar de secuestradores a una pareja latina

Una mujer californiana, influencer, acusó a una pareja latina de intentar secuestrar a sus hijos a través de videos compartidos en sus redes sociales y que lograron volverse virales. Actualmente enfrenta cargo tras descubrirse que sus acusaciones eran mentiras, además de que lo hizo con las autoridades correspondientes.

Conocida en Sonoma, California como "Momfluencer", Katie Sorensen, se encuentra acusada de dar información falsa a la policía sobre un incidente que habría pasado el pasado diciembre, así lo informó el Petaluma Argus-Courier esta semana.

Según medios locales han informado que la mujer enfrenta hasta seis meses de cárcels por sus falsas declaraciones.

En dos videos de Instagram que fueron vistos por casi cinco millones de usuarios, Sorensen afirmó que una pareja intentó secuestrar a sus hijos afuera de una tienda de artesanía local de Michael. Desde entonces, ha hecho que su cuenta sea privada.

TE RECOMENDAMOS: De modelo top de Hollywood a comer basura y vivir en la calle

Pero la historia se deshizo rápidamente cuando la policía comenzó a investigar e identificó a la pareja, Sadie y Eddie Martínez. La policía de Petaluma rápidamente absolvió a la pareja de irregularidades y dijo que la denuncia de Sorensen era falsa.

La pareja, padres de cinco hijos que estaban en la tienda comprando un niño Jesús decorativo, acusaron a Sorensen de discriminación racial.

Sorensen es la última mujer blanca en ser avergonzada públicamente por acusar falsamente a una minoría de un crimen.

Miya Ponsetto fue apodada "Soho Karen" después de que acusó falsamente a un adolescente negro de robar su teléfono celular y lo atacó en un hotel de lujo. Había dejado el teléfono en un taxi. Ponsetto ahora enfrenta cargos criminales en relación con el caso de diciembre.