Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Para algunas personas el aumento en los combustibles pasa desapercibido

Tomaron la determinación de transportarse de forma diferente.

Hace tres años, Lupita Ayala tomó la determinación de dejar el transporte público y su auto para adquirir un vehículo de impulso humano o mejor conocido como bicicleta.

Esta mujer que hace 36 meses avizoró la necesidad de transportarse en bicicleta, hoy goza de este beneficio al lograr bajar incluso de peso y de una buena salud.

Para Lupita el adaptarse ha sido un tema fácil, le ha bastado con invertir entre diez y 20 minutos adicionales a sus citas para lograr llegar a tiempo.

Asegura que la alternativa de viajar es de mucho beneficio, pero también reconoce que el peligro es inminente.

Es Lupita quien recomienda a los usuarios de autos terminar con el martirio del tema del "gasolinazo" con una medida un tanto sencilla, el uso de sus piernas.