Parejas actuales prefieren tener perros en lugar de hijos: estudio Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Estudio revela que las parejas prefieren tener perros en lugar de hijos

El 71% de estos jóvenes aceptarían un menor sueldo a cambio de poder llevar su mascota al trabajo.

Estudio revela que las parejas prefieren tener perros en lugar de hijos

Los 'millennials', los jóbvenes nativos digitales, nacidos entre los 80 y el año 2000, han logrado popularizar hábitos y costumbres, sobre todo han logrado un gran impacto en cómo se ve a los animales de compañía.

Por ejemplo, adoptar animales en lugar de comprarlos es una tendencia cada vez más común a la que artistas como Zac Efron o Ariadna Grande han contribuido en redes sociales o eventos.

El diario estadounidense 'The Washington Post' informó que el número de jóvenes que adquieren casas, coches o tiene hijos han disminuído de manera significativa. Sin embargo el porcenaje de millennials que deciden tener animales de compañía no para de aumentar.

Para muchos de estos jóvenes, las mascotas son como los hijos. Según un estudio elaborado por la firma de comercio electrónico www.zulily.com, al 83% de ellos les encanta presumir de la ‘paternidad’ hacia sus compañeros peludos, y demostrarlo con productos como calendarios, tazas o felpudos inspirados en animales domésticos.

TE RECOMENDAMOS: Menor se suicida tras perder en Free Fire

Los 'millennials' no solo son amos de sus mascotas sino de todo el sector: constituyen el porcentaje principal de propietarios de perros y gatos; eso, según el estudio de Pet Owner Paths, de la Asociación Americana de Productos para Mascotas, apoyado por distintas compañías de Estados Unidos con alcance global, como la agencia publicitaria Unfenced, la marca de medicamentos veterinarios Merck y la firma de análisis del mercado Kynetic.

Se informa, además, que esta generación se destaca por la cantidad de dinero que invierte en cuidar adecuadamente de sus animales de compañía. Y, a la hora de tomar decisiones respecto a la salud de sus amigos peludos, lo hacen de otra manera. Por ejemplo, toman gastos económicos como llevarlos al veterinario de manera preventiva, y no solo cuando necesitan un tratamiento, y en comprarles productos solo por mantenerlos mejor cuidados.

Según la misma fuente, estos jóvenes no se lo piensan en el momento de pedir una segunda opinión a la hora de tratar a sus mascotas, consultando a especialistas de todo tipo.Y, a la hora de elegir a su veterinario, valoran sobre todo la inmediatez y la conexión: si el centro o especialista dispone de chats, redes sociales, o uso del correo electrónico; entonces tendrán preferencia a la hora de acudir a sus servicios.

También se ve reflejada a la hora de mimar y consentir a los peludos: según Zulily, el 92 por ciento compra regalos de todo tipo a sus mascotas, y no solo lo hacen en ocasiones especiales como cumpleaños o Navidad: el 51 por ciento lo hace al menos una vez al mes.

La empresa de comercio electrónico también descubrió que más de la mitad de los 'millennials' estadounidenses poseen un gato, y tres cuartas partes de estos jóvenes tienen un perro. Ocho de cada diez de ellos considera que tener una mascota es importante para prepararse de cara a tener una familia.

Según la organización bancaria estadounidense SunTrust Mortgage, uno de los motivos por los cuales deciden comprarse una casa es para que sus mascotas tengan un hogar mejor. Pero la prioridad que le dan al bienestar de sus animales no solo se refleja en la vivienda sino también en el empleo. El pasado 22 de junio fue el Día Mundial de Llevar a tu Mascota al Trabajo (#TakeYourDogToWorkDay).

Aprovechando esta fecha, la empresa de estudios de mercado Ipsos (www.ipsos.com/es-es), con sede principal en París (Francia), en colaboración con la marca de alimentos para mascotas Purina, llevó a cabo una investigación en varios países de Europa.

En los resultados se observó, por ejemplo, que el 83 por ciento de millennials de España se llevarían a sus animales de compañía al trabajo si lo tuvieran permitido. Cuatro de cada diez de ellos, de hecho, preferiría contar con esta posibilidad antes que tener un seguro de salud. Se trata del mismo porcentaje que afirma que vería reducido el estrés laboral al tener la compañía de su animal mientras trabaja, que es a su vez la cifra de quienes verían más sencilla su conciliación laboral-personal.