Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

¿Relación ‘Godín’?, que sí y que no hacer si te enamoras de un compañero de la oficina

Comenzar una relación amorosa en un ámbito laboral podría llegar a costarte hasta tu empleo. Checa lo que si puedes hacer y lo que no para evitar problemas

Es normal que los romances de oficina surjan si consideramos que los horarios laborales actuales nos obligan a permanecer un tercio de nuestro día en contacto con nuestros compañeros.

Equilibrar tu carrera profesional y una vida amorosa podría ser un poco complicado, es importante conocer que puntos puedes y cuales no deber hacer en los pasillos para evitarte problemas.

Es importante recordar, el amor en la oficina podría llegar a costarte hasta el trabajo.

Para empezar es importante que conozcas las políticas de la empresa respecto a las relaciones amorosas dentro de la institución. Si en las reglas está estrictamente prohibido mantener relaciones sentimentales, entonces no lo hagas.

Si la empresa no menciona alguna prohibición de dicho tema, es importante que antes de dar ese paso en el amor, consideres estas importantes situaciones.

Las relaciones entre parejas que, laboralmente, llevan una relación vertical, directa o indirectamente, podría resultar un tema complicado. Es importante determinar límites, llegar a acuerdos; desde como separarán lo profesional de lo amoroso, incluso un plan en caso de terminar el noviazgo.

En general, y aunque no esté prohibido por la compañía, no se recomienda establecer una relación de pareja con tu jefe directo, subordinado directo, ni con alguien que forme parte directa de tu equipo de trabajo.

Es importante que siempre se tenga claro que en la oficina se va a trabajar. La discreción será un punto importante para poder llevar una buena relación amorosa. Siempre deberá ser primero cumplir con los deberes laborales.

Claro que NO se permiten besos en los pasillos. Las demostraciones de cariño en público dentro de la oficina pueden hacer que te perciban como poco profesional. Incluso podría ocasionar problemas con Recursos Humanos.

Dramas y problemas dentro de la oficina tampoco se puede. Es importante separar lo laboral del amor. Si existen problemas sentimentales, deben de quedarse en casa, esos asuntos no se discuten en el trabajo.

Para evitar salir por la puerta trasera con todo y corazón destrozado, los especialistas sugieren hablar y respetar los acuerdos a los que lleguen como pareja.

Con información de Sipse

EM