Extracción de muelas del juicio: síntomas y cómo saber si la necesito Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

¿Vas a ir al dentista? Esto es todo lo que debes saber sobre las muelas del juicio

El cirujano dentista, Jesús Santos Alvarado, nos responde las preguntas más frecuentes sobre las muelas del juicio, así como cuidados y experiencias.

Conoce las preguntas más frecuentes sobre las muelas del juicio. | Especial

¿Tienes molestias en tus muelas del juicio y estás pensando en quitártelas? Aquí conocerás todo lo relacionado con las muelas más famosas de nuestra dentadura; desde sus cuidados hasta la diferencia entre cirugía y extracción.

Jesús Santos Alvarado es un cirujano dentista egresado de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), además de ser un especialista en endodoncia graduado del Centro de Actualización y Superación Académica en Estomatología (CASAE). A través de una entrevista con Telediario, el doctor respondió las preguntas más frecuentes sobre las muelas del juicio.

¿Qué son las muelas del juicio?

La evolución humana juega un papel muy importante en las muelas del juicio. Según un artículo publicado en el Journal of Anatomy, cuyos resultados fueron difundidos por Sky News, cada vez son más los infantes que nacen sin las muelas del juicio. Los investigadores adjudican este hecho a que los humanos nacemos con la cara más pequeña. Esta evolución se cree que es por el cambio de alimentación de los seres humanos a lo largo del tiempo, ya que nuestros antepasados prehistóricos acostumbraban a comer alimentos crudos, necesitando una mayor capacidad para masticar.

Por otro lado, el cirujano dentista, Jesús Santos Alvarado, nos comparte su respuesta:

"Por lo general son las últimas muelas en erupcionar. Sobre todo, a las muelas del juicio se les conoce así porque salen en una edad madura, más o menos entre los 17 y los 21 años, pero eso no quiere decir que siempre será a esa edad, hay pacientes que es a los 40 o 50 años. La verdad es que no hay una edad específica".

"Se tiene que hacer una evaluación previa, generalmente el paciente viene por un dolor en la zona de las muelas del juicio. Gracias a mi experiencia he analizado que la mayoría de las personas acuden cuando las muelas están brotando, causando una ruptura en la encía", comentó el especialista.

Cirujano dentista, Jesús Santos Alvarado, realizando una extracción de muelas del juicio. | @dentalsaic.

¿Cómo saber si necesito una extracción o cirugía?

Si estás a punto de retirarte las muelas del juicio, debes de conocer que existe una diferencia entre una extracción y una cirugía, siendo una más dolorosa y complicada que la otra. Cabe mencionar que, al tratarse de una cirugía, los conocimientos y especialidades del odontólogo van más allá que los de un dentista general.

"Hay una gran diferencia. La extracción es cuando la muela está afuera, se encuentra afuera de la encía, sin embargo, causa molestias a la persona y se debe de extraer. Mientras que la cirugía aplica cuando la muela esta impactada debajo de la encía o debajo del hueso, impidiendo apreciarse clínicamente, solo se puede ver a través de una radiografía".

"Cabe mencionar que la extracción sí la puede realizar algún dentista general, pero cuando es de cirugía deben de acudir con un cirujano maxilofacial, ya que él se especializa en estos casos de muelas del juicio".

¿Es recomendable no quitarse las muelas del juicio?

Hay muchos mitos que afirman que no es necesario quitarnos las muelas del juicio, pero la realidad es que esta decisión solamente es respaldada cuando la muela viene de manera normal, sana y sin perjudicar la encía o dientes cercanos.

"Yo lo recomendaría solamente cuando se haya revisado con una radiografía y se compruebe que se necesita una extracción, pero son raros los casos en donde la muela del juicio sale de manera normal sin causar daño a la persona".

El dentista hizo la observación que "al estar en una zona tan posterior de la boca, en el momento que debamos cepillar nuestros dientes, es muy difícil hacer una limpieza correcta, lo que ocasionará caries en un futuro".

Síntomas más comunes

Las muelas del juicio son famosas por el dolor constante (aun tomando analgésicos) y su inflamación. Es por esto que el odontólogo nos compartió los síntomas y malestares más frecuentes.

"Al principio el paciente viene por lo general con una pericoronitis (inflamación de la encía que está alrededor de la muela), normalmente se forma porque la muela del juicio, al querer brotar, rasgó la encía, permitiendo el acceso de comida y causando una infección. Es importante mencionar que, al presentar una infección dental sin ser tratada, podemos llegar a una intervención hospitalaria debido a que esa infección puede llegar a las zonas del cuello y el ojo”.

Estos son los cuidados después de retirar las muelas del juicio

"Por lo general, el especialista dental siempre brinda un antibiótico, un analgésico y un antiinflamatorio posterior a la cirugía o extracción para que puedan estar bajo este tratamiento y evitar el dolor e inflamación".

La recuperación es la etapa más importante, siendo necesario acatar los cuidados de forma rigurosa para evitar la infección, lesión o daño interno en la zona tratada. El dentista nos informó los cuidados que debemos tener, así como los alimentos y acciones que debemos evitar para lograr una pronta recuperación.

"No se recomienda el uso de tabaco, nada de alcohol, el uso de condimentos o picantes que pueden irritar y ocasionar sangrado, bebidas y comidas calientes por lo menos de 3 a 5 días".

"Uno de los errores más frecuentes en los jóvenes es querer hacer algún esfuerzo o ejercicio después de la cirugía, llegando a provocar una hemorragia. Recomendamos mínimo 2 días de reposo, un lavado normal en los dientes y en los primeros 3 días no tocar la herida".

Jesús Santos Alvarado, cirujano dentista. | @dentalsaic.

Para demostrar lo importante que es acatar las medidas después de la cirugía, el odontólogo, Jesús Alvarado, nos compartió una experiencia con un paciente suyo quien, por no implementar correctamente el reposo establecido por el dentista, sufrió grandes consecuencias.

"Tuvimos un paciente que tuvo una cirugía exitosa. Sin embargo, él trabaja como soldador en una zona muy caliente (lo cual se debe de evitar), y por no seguir las indicaciones de cuidado, salió con una inflamación en el área de la cirugía y tuvo que ser internado para solucionar el problema".

Para finalizar, hay que recordar que todos los pacientes somos diferentes, ya que existen organismos diversos. Hay personas que salen perfectamente después de la cirugía o extracción, otras que tienen un poco más de molestias y también, hay personas a las cuales les brota 1, 2, 3 o las 4 muelas del juicio. Por estas variaciones, siempre es recomendado visitar a un dentista, mínimo dos veces al año.

FSQ