Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Acompaña Bob Esponja a Maroon 5 en medio tiempo del Super Bowl

La banda estadounidense encabeza el polémico show de medio tiempo en el Mercedes Benz Stadium, en Atlanta, junto a los raperos Travis Scott y Big Boi; rinden breve homenaje a Stephen Hillenburg.

Señalaron en redes que Adam Levine no fue critcado como Janet Jackson en el 2004 por "enseñar de más". | AP

ESPECIAL.- El futurista Mercedes Benz Stadium hizo una pausa en el encuentro entre Rams y Pats para recibir a Maroon 5, Travis Scott y Big Boi, los encargados de dar el show del medio tiempo del Super Bowl 2019.

La banda estadounidense interpretó temas como "This Love", "She Will Be Loved" y "Sugar".

En mitad del espectáculo ocurrió lo que miles estaban esperando: imágenes de Bob Esponja irrumpieron en el show, en un homenaje al fallecido creador del programa de televisión, Stephen Hillenburg, aunque fans se quejaron en Twitter de que solo fueron unos segundos y no cantaron "Sweet Victory", la esperada canción de la caricatura por la que se hizo la petición en change.org.

Además del breve tiempo al aire de Bob Esponja, las quejas se decantaron a lo poco de la actuación de Travis Scott.

Maroon 5 ya había generado expectativa al subir un video en YouTube donde dio una adelanto de lo que se vería esta tarde en el partido entre Rams de Los Ángeles y los Patriots de Nueva Inglaterra.

“Es uno de los escenarios más grandes de todo el mundo”, compartió el guitarrista de la banda, al expresar la emoción que sentían por formar parte de uno de los shows más importantes en Estados Unidos.

Casi al final del show, Adam Levine se quitó el tank top que portaba, algo que criticaron en redes porque eso no es un problema para laComisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos, pero sí la falla de vestuario de Janet Jackson en el 2004.

De los aspectos técnicos, destacaron el uso de drones (que comenzó en este tipo de eventos con el show de Lady Gaga).

La polémica

El gran escaparate que supone esta cita no convenció a intérpretes como Rihanna o Pink, quienes se negaron a actuar este año por una polémica vinculada a las reivindicaciones en favor de la comunidad negra estadunidense.

En 2016, el jugador Colin Kaepernick del equipo San Francisco 49ers decidió no permanecer de pie en el momento en que se canta el himno antes de comenzar el juego, como señal de protesta por los numerosos casos de tiroteos de policías contra ciudadanos afroamericanos.

A pesar de que entonces la dirección de la Liga de Fútbol Americano respaldó al deportista, Kaepernick no ha sido contratado por ningún equipo desde 2017 y ahora una nueva normativa obliga a los jugadores a estar de pie durante el himno.

La propia Rihanna citó este tenso contexto como el motivo por el que rechazó la oferta de los productores para convertirse en la gran estrella de esta edición.

Tras ella, la cantante Pink abandonó también unas nuevas negociaciones y dejó a los organizadores del espectáculo sin un candidato para su ceremonia hasta que Maroon 5 aceptó participar.

En el momento en que se anunció su presencia, una petición en internet recogió más de 100 mil firmas para pedir que la banda tomara partido en el boicot hacia el evento, pero no prosperó.

Tras su breve set, Travis Scott se lanzó al público. | AP