Revela Lucero que Luis Miguel le salvó la vida en las grabaciones de 'Fiebre de Amor' Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Revela Lucero que Luis Miguel le salvó la vida en las grabaciones de 'Fiebre de Amor'

La actriz habló del día en que 'El Sol' la llevó en sus brazos durante un pequeño incendio que ocurrió mientras filmaban la cinta.

"Fiebre de Amor" es una película mexicana de drama y romance dirigida por René Cardona Jr. | YouTube

ESPECIAL.- Fiebre de Amor es una película mexicana de drama y romance dirigida por René Cardona Jr. La cinta fue muy exitosa en la década de las 80 y catapultó la carrera de Luis Miguel y Lucero en la pantalla grande.

A más de 30 años de su estreno, su protagonista devela secretos y anécdotas de todo lo sucedido durante las filmaciones.

La producción reunía por primera vez a Lucerito y El Sol en una película. En un capítulo de su podcast, Aquí Lucero, la actriz habló de la gran amistad que tuvo con Luis Miguel, además contó que en una ocasión el intérprete de "La Incondicional" la cargó en sus brazos para salvarla de un incendio.

Relató que Luis Miguel, su equipo y ella se hospedaban en la casa del director René Cardona en Acapulco que estaba cerca del Hotel Villavera, uno de los lugares más prestigiosos en aquella época.

"Los chavos la pasábamos increíble, cuando acabábamos de filmar nos metíamos a la alberca. Súper bien atendidos en casa de René. Entonces, más que un trabajo parecía una vacación", dijo Lucerito.

alt

Sin embargo, un día en la tarde después de grabar, la cantante contó que en alguna parte de la casa hubo un corto circuito, lo que provocó un pequeño incendio.

"Ah, pero yo me acuerdo que Luis Miguel me cargó en sus brazos porque yo salí del cuarto cuando empecé a oír el ruido, y estaba descalza, pues había que irse a otra zona de la casa, fue lo que nos indicaron, y Luis Miguel me cargó, me cargó en sus brazos, chicas", comentó la actriz muy emocionada.

La actriz contó que filmar a lado de Luis Miguel fue muy divertido y que ambos disfrutaron de Acapulco, donde se grabó prácticamente toda la cinta.

"Un película absolutamente inocente y hasta un poco ingenua. Una historia que en su momento fue súper divertida", dijo.