Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Viven con Matute una gran fiesta retro

La agrupación conquista a su público en el Auditorio Pabellón M.

Matute presentó el show "Planeta Retro". | Uriel Reyna

MONTERREY.— Una noche llena de energía, recuerdos, baile y mucho canto fue la que ofreció Matute en su presentación en el Auditorio Pabellón M, en donde presentó su nuevo espectáculo titulado “Planeta Retro”.

Media hora de retraso no importó al ver que al filo de las 21:30 horas Tana, Jorge, Nacho, Paco, Irving y Pepe aparecieron ante el público en medio de un gran despliegue técnico integrado por pantallas, una batería en movimiento arriba y abajo, una bola de disco enorme, así como un traje de luces que la vocalista utilizó durante el primer set musical, que estuvo integrado por los temas “Es por Amor”, “Un Nuevo Amor”, “Tu y yo Somos uno Mismo”, “Obsesión” y “Ni tu ni Nadie”, en esta última canción el público abandonó sus butacas y comenzó a brincar al ritmo de la canción.

Con los clásicos títulos del famosos movimiento “Rock en tu Idioma” impidieron que los presentes tomaran nuevamente su lugar, pues era un verdadero carnaval lo que se vivía dentro de la sala del recinto.

“Gracias por creer en nosotros, esta noche vamos a dejar el alma en este escenario y nos vamos a ir hasta que todos estén bien cansados. Hoy pudieron estar en cualquier parte de esta maravillosa ciudad y decidieron esta con Matute, y para nosotros esto no tiene precio, aquí empieza la fiesta Monterrey”, señaló Jorge D'Alessio, antes de comenzar con el remix "Stomp and cumbia", que incluye temas como “El Sirenito”, “Mi Matamoros Querido”, “Mil Horas” y “Tu Cucu”.

La noche continuó con temas icónicos de los años ochenta y posteriormente le cantaron al corazón: “Yo te pido Amor”, “Culpable o No”, “Ay Amor”, fueron los temas que conformaron este set, así como “Lo Pasado Pasado”, en donde la batería subió y dejó al descubierto a la sorpresa de la noche: Ernesto D'Alessio, quien junto al grupo de su hermano homenajeó con esta canción a José José.

Los temas en inglés no faltaron, “Little Respect” y “Love is in the Air” continuaron y se fusionaron con “Eres”, de Napoleón.

La energía estalló y el público se llenó de nostalgia con lo que vendría a continuación. Los Matute abandonaron el escenario y regresaron vestidos tal y como las fichas del exitoso grupo español Parchís, ahí comenzó el momento más prendido de la noche, pues al ritmo de “Hola Amigos”, “Parchís” y “Vamos a Jugar”, de Lorenzo Antonio, mantuvieron al público de pie.

Tras el set denominado “Siempre en Domingo”, llegó el momento de las baladas, ahí apareció en el escenario un piano doble, de un lado Pepe Sánchez y del otro Jorge D'Alessio, quienes con sus manos recordaron algunas de las baladas que hicieron historia en aquellos años. Inmediatamente después, Tana Planter se apoderaría del escenario con “On the Radio” y posteriormente llegaría un tributo a KISS con “I was Made for Loving You”, y sí, nuevamente lograron sorprender al público al dar un giro impresionante pues mezclaron los temas ya mencionados con clásicos de Luis Miguel tales como “Decídete”, “1 + 1= 2 Enamorados”, “Directo al Corazón" vendría después y nuevamente un cambio radical pero muy acertado: “What a feeling”, rematando esa parte del concierto con “A quién le Importa”.

Llegaron dos sets musicales más en los que el rock y lo más bailable de los ochenta estuvo presente y fue entonces que la agrupación se despidió, no sin antes prometer regresar a tierras regias.

Ernesto D'Alessio fue el invitado especial de la banda.