Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Viven una noche de fiesta

Ante un público deseoso de bailar, fue como se vivió el gran concierto que ofrecieron La Sonora Dinamita de Lucho Argaín y La Sonora Santanera en el Auditorio Pabellón M.

La fiesta comenzó en punto de las 21:17 horas. | Leonel Rocha

MONTERREY.- Ante un público deseoso de bailar fue como inició el gran concierto que ofrecieron La Sonora Dinamita de Lucho Argaín y La Única e internacional Sonora Santanera en el Auditorio Pabellón M.

La fiesta comenzó en punto de las 21:17 horas, cuando aparecieron en el escenario los encargados de la cumbia: La Sonora Dinamita, quienes comenzaron su presentación de una forma peculiar.

"Buenas noches Monterrey, esta noche tenemos una falla técnica por lo que no tendremos la presentación que siempre tenemos para brindarles a todos ustedes, pero como quiera vamos a dar todo de nuestra parte para que esa falla no se note y así tengamos una buena velada", mencionaron, sin dar detalles de la falla.

"Mil Horas" fue el primer tema que se escuchó, aunque fue hasta "Que Bello" que el público en su totalidad dejó su butaca y se paró a bailar.

"La Suavecita", "Que Nadie Sepa Mi Sufrir", "Hechicería", "Escándalo", "La Cadenita", "El Viejo Del Sombrerón" y "Oye", fueron algunas de las canciones con las que la agrupación puso a bailar a los regios por alrededor de una hora, pues en punto de las 22:20 horas se despidieron de los regios para dar pasó a la Única e Internacional Sonora Santanera.

Al filo de las 22:30 horas, la elegancia de la cumbia apareció en el escenario y bastaron los primeros sonidos de la trompeta para que el público identificará rápidamente uno de sus temas más icónicos: "La Boa".

"Muchísimas gracias por estar compartiendo con nosotros la música que ustedes han elegido como parte, no solo de esta agrupación, sino de la historia de México, como una de sus favoritas", mencionaron los vocalistas de la agrupación, quienes inmediatamente después continuaron con "Jugueteando a Ritmo" y "El Bomboro Quiñá Quiñá".

En ocasiones tuvo tintes románticos, sobre todo cuando sonaron aquellas clásicas baladas como "Perfume de Gardenias" o "Luces de Nueva York".

Por alrededor de dos horas la agrupación deleitó a los presentes, quienes pocas veces permanecieron sentados pues sin duda fue una noche llena de música y baile.

alt